Parroquia San Maximiliano Kolbe - Bogotá

Rincón de la Virgen de Schoenstatt

CONTIGO PADRE TU OBRA NUESTRA MISION

September 19 de 2017

Con este lema arrancamos en Bogotá, a vivir este año jubilar por los 50 años de fallecimiento de nuestro padre fundador José  Kentenich.

En el acta de pre fundación de Schoenstatt,  el padre Kentenich le dice  a los seminaristas , y hoy  nos lo dice a nosotros: “Me pongo  enteramente  a su disposición, con todo lo que soy  y  tengo, con  mi saber y mi ignorancia, con mi poder y mi impotencia, pero  por sobre todo les pertenece mi corazón.”

El padre  una vez  ha visto la voluntad de Dios quien le confía los alumnos, seda a ellos por entero en una ejemplar actitud paternal. No reclama derechos, afirma que esta “firmemente decidido  a cumplir del modo más perfecto mis deberes para con todos y cada uno”. No da algo de su tiempo si no  su propia vida estará “enteramente a disposición de ustedes”.

Una y otra vez recalca que no es  él quien va a hacer solo las cosas, quiere establecer una autentica comunidad de interés y de corazón con los suyos, “espero que nos entendamos bien y que alcanzaremos del modo más perfecto posible el fin común que nos  hemos propuesto”.

Para este año jubilar nos hemos  propuesto en común  asumir su vida y  su obra,  hacerla nuestra, pero sabemos  que no vamos solos, vamos con el Dios vivo, nuestra Madre Tres Veces Admirable, el Padre Kentenich, y nuestros hermanos mayores,  juntos alcanzaremos  este lema, para ello emplearemos una  mutua ayuda, compromiso, perseverancia,  humildad y alegría.

Queremos  hacer presente el hombre  que se impone por la fuerza  y la riqueza interior de su personalidad, un hombre que no huye del mundo, de la técnica o del desarrollo sino que las domina e informa, una persona recia, movida por convicciones y principios., un hombre libre, sobrenatural y  apostólico ,un hombre Mariano y creativo. “Es preciso poner manos a la obra”, no se trata de un  trabajo pasajero, sino de una creación que sirva para todas las generaciones futuras. Es necesario conquistar   nuestro mundo interior a través de la autoeducación para formar una personalidad que no sea dominada por el ambiente  sus instintos y pasiones, sino dueña de sí, y de sus acciones, un tipo de hombre nuevo como la iglesia lo requiere para vivir en medio del mundo de la técnica y del progreso.

Como comunidad de fundadores en Colombia, decimos a una voz

CONTIGO PADRE TU OBRA NUESTRA MISION

Boletínes

N° 138 del 18 de agosto al 18 de septiembre de 2018

Shoenstatt

Video

Galeria de Fotos

Publicaciones Anteriores