Parroquia San Maximiliano Kolbe - Bogotá

Rincón de la Virgen de Schoenstatt

EN LA RECTA FINAL DE NUESTRA PREPARACION PARA RECIBIR AL PAPA FRANCISCO

August 30 de 2017

Con apertura de mente y de corazón iniciamos en nuestra parroquia en el mes de julio, a dar el primer paso viviendo el lema que se nos propuso en la cartilla de preparación: “Demos el primer paso, para comenzar  con Cristo, algo nuevo en bien de todos”.

Este ha sido un tiempo de una riqueza para nuestra comunidad parroquial, para todos los agentes de pastoral, para los jóvenes y para los niños.

La visita del PAPA nos ha puesto en movimiento, vemos una iglesia unida, comprometida donde todos tenemos participación. Este tiempo ha sido una oportunidad para darnos cuenta de que cada uno  somos parte de la solución a los problemas que tenemos en nuestro país.

Cada catequesis ha sido una invitación  a redescubrir la misión del papa Francisco en la iglesia como sucesor de Pedro y que Él viene a avivar la Fe           en nuestros corazones, Hemos aprendido la diferencia entre la Fe y la Esperanza. La Fe es la certeza de creer en Dios aunque no lo vemos, La Esperanza  es la seguridad que por la Fe llegaremos al cielo, hemos aprendido a dejar de ser indiferentes porque esto no permite que la confianza crezca y es importante que podamos confiar entre nosotros mismos ya que esto  nos hace crecer en el amor y el servicio y ser instrumentos de Paz.

El obrar el bien  entre nosotros es el querer de Dios para con sus hijos. El obrar en Justicia es una consecuencia de hacer el bien dando como resultado una sociedad reconciliada  que puede vivir la alegría de  Sentirnos hijos de DIOS.

Esta semana hemos iniciado la novena que es una ocasión para que cada familia, a la luz de la enseñanza del papa Francisco  pueda conocer en la propia historia familiar la buena noticia de Jesús que la iglesia les anuncia, se nos propone tomar como modelo la Sagrada Familia de Nazaret, en la familia se inicia nuestra santificación, crecemos en el amor a Dios, el amor al prójimo, el valor de la vida y la importancia de la Fe en nuestro caminar.

En el matrimonio se manifiesta el amor conyugal que nos lleva a vivir el amor verdadero de Cristo, expresado en la paciencia, actitud de servicio, promoción del otro, humildad, amabilidad, desprendimiento, paz interior, perdón,  confianza y  espera de la acción del señor en la mutua conversión.

Ahora contemplemos la familia humana  que son una reunión  de personas que sean imagen de  la unión entre el padre, el hijo y el Espíritu Santo, donde se viva el regalo de  concebir a los hijos, poderlos educar, donde se comparte la oración, la lectura de la Palabra de Dios y la Comunión Eucarística.

Reconciliarnos con nuestra historia familiar y agradecer el don de la vida. En los momentos de dificultad debemos vivir la solidaridad el respeto y el amor. El trabajo para la familia no debe ser una esclavitud, debe darnos espacio para compartir en familia y vivir el domingo para presentar a Dios  con amor las alegrías y dificultades del quehacer cotidiano., en la familia es donde aprendemos a perdonar y lo ejercitamos para poderlo vivir en comunidad, construyamos nuestra familia sobre terreno firme, para que estemos todos salvos, este terreno es Cristo, si vivimos como lo hemos trabajado en estos nueve días tendremos la seguridad que seremos personas que ayudan a prolongar la obra creadora de Dios

Con todo este camino la visita del papa para Colombia va a ser un momento de renovación  apostólica y de bendición para todos

Boletínes

N° 133 del 18 de octubre al 18 de diciembre de 2017

Shoenstatt

Video

Galeria de Fotos

Publicaciones Anteriores