Parroquia San Maximiliano Kolbe - Bogotá

Rincón de la Virgen de Schoenstatt

SANTIDAD MARIANA A LA QUE ASPIRAMOS POR LA ALIANZA DE AMOR

May 13 de 2017

Muchos santos han vivido un grande y extraordinario amor a la virgen María. ¿Cuál es la santidad mariana a la que nosotros aspiramos?
No cultivamos afirmaba el padre Kentenich , una alianza de amor anónima con María  sino una alianza con nombre y apellido una alianza que nació por la fe practica en la divina providencia y que solo puede ser asumida y practicada en la fe  practica en la divina providencia
En la alianza  con María  el P. Kentenich, guiado por la fe  practica en la divina providencia, fue descubriendo el plan de amor de Dios para con  Schoenstatt. Cada paso de su fundación lo dio guiado por la  fe práctica en la divina providencia
Sus palabras expresan así este  proceso:
La alianza de amor, supone como sabemos un hecho histórico, que no es obligación de  fe: la alianza de la madre de Dios con  Schoenstatt.  Su existencia y su contenido pueden ser identificados,   solo con la ayuda de la fe práctica en la divina providencia; y esta se apoya  en la interpretación y las permisiones y conducciones de Dios en la vida personal, en la vida de la familia, y en la  historia del  mundo. Por ello decimos en sentido Paulino: Se apoya en la “ Ley de la  puerta abierta”, por lo tanto no se trata de una alianza de amor anónima; tampoco de una teoría abstracta, sino de una forma concreta que se configuro históricamente, la cual solo a la luz de la fe  providencial podrá ser captada, aceptada, realizada y vuelta a actualizar.
Esta es la actitud que estamos llamados a encarnar en el seguimiento y fidelidad a nuestro padre fundador, sin esta referencia y anclaje en la búsqueda de las “puertas abiertas”, indagando los signos del tiempo y la voluntad de Dios en nuestras circunstancias concretas, nuestra vida de alianza no sería Kentenijiana.. Su alianza de amor perdería su matriz propia, y en el mejor de los casos se reduciría a una devoción más a María, o un  tipologismo  moralista mariano, o un devocionalismo pietista, se convertiría en una piedad refugio, alejada de la realidad y de la problemática temporal.
Sellamos una alianza de amor con María en el santuario por ella entramos en una relación personal con aquella que es “la hija predilecta” de Dios Padre, Que dio su Sí, fiel y total al cumplimiento del plan que Dios tenia para ella y la humanidad. Ella se  concibió enteramente en el plan salvífico de Dios providente, que la llamaba a ser un instrumento elegido y único como madre y compañera  de Cristo Redentor.
Esta imagen de María es la que cautivo el corazón de nuestro Padre fundador. En Ella y a través de  Ella descubrió vitalmente como Dios  interviene en la historia y con Él nos llama a adherirnos a ella por un amor entrañable para , con ella y en ella convertirnos  en cooperadores de Cristo Jesús , en instrumentos de la construcción de su reino aquí en la tierra.

Boletínes

N° 136 del 18 de abril al 18 de junio de 2018

Shoenstatt

Video

Galeria de Fotos

Publicaciones Anteriores