Parroquia San Maximiliano Kolbe - Bogotá

Rincón de la Virgen de Schoenstatt

LA CUARESMA 2017

March 01 de 2017

El Padre Humberto Salgado nuestro asesor para Colombia. Nos visitó y con su visita en Bogotá, ha dejado nuestro corazón lleno de alegría, ya que vino a recibir y bendecir la casa sede para el movimiento de Schoenstatt en Bogotá, que de ahora en adelante se llamará la “CASA DE LA MATER”  y con las expresiones del P. Kentenich, “la  casa es nuestra”…”tomad posesión…”  a cuya cabeza Reina la Madre de Dios…” dichas en la fundación de Schoenstatt. Bendice este lugar.

Para Bogotá el 22 de febrero es un hito, y que el padre Humberto nos quiere hacer una  invitación  a  una opción por la vida, ya que con la conquista de la casa, viene en camino la conquista del Santuario; y para que haya Santuario hay que tener vida; vida que se desprende de despertar la conciencia de misión “yo soy Schoenstatt” es un compromiso de esta generación fundadora para que la obra perdure en el tiempo.

Nos deja como tarea intensificar nuestro ofrecimiento al  capital de Gracias, tomar en serio este momento ya que es una corriente de vida e iniciar una cruzada de vínculos como el 31 de mayo de 1949; y una inquebrantable Fe en nuestra misión Mariana.

Nos invita a todos a subir un escalón más de acuerdo a los grados de la alianza de Amor  con nuestra Madre Tres Veces  Admirable: los que no han sellado la Alianza de amor que la hagan, los que ya la tiene, que sellen el poder en blanco; y los que tiene el poder en blanco, que llegan a la Inscriptio.

Como familia nos invita a vivir esta cuaresma acompañando  a Jesús,  es bueno que saquemos un propósito concreto, y vivir a Jesucristo que muere y resucita por mí. (Gal 2,20).

Cuaresma; ayuno, oración, penitencia y limosna, vividos con la fuerza de la Alianza  de Amor, con las gracias del Santuario (cobijamiento, transformación interior y envío apostólico), con el ejemplo de nuestro Padre fundador, padre José  Kentenich de redescubrir el sintido del dolor:

  • El dolor nos educa.

  • El dolor nos fortalece.

  • EL dolor nos permite acompañar a Cristo.

  • EL dolor nos permite ofrecer, por la Iglesia, por la patria, por la conversión de los demás, y por nosotros.

  • El dolor nos enseña a aceptarlo cuando llega a nosotros, nada escapa al plan de amor de Dios Padre.

¿Qué más podemos hacer hoy?, ¿amaré y reconoceré a Dios en mi historia?
Gracias amado Padre celestial por mirar a Colombia y permitir la llegada de Schoenstatt  a nuestra historia de vida. Gracias Mater por tu “Si” a todos tus hijos que  queremos que te establezcas en medio de nosotros, gracias  San José  por interceder por esta causa de la casa sede, Gracias padre Humberto por su visita, su amor para Schoenstatt  Colombia, su aporte para la casa;  por su mensaje.  Gracias a las Hermanas de María: Eugenia, Montserrat, Amparo y Pilar.  Y gracias a todos por su entrega  y aportes al capital de Gracias.  Ahora podemos decir juntos:

“UNIDOS EN LA ALIANZA DE AMOR, HACIA EL 2020”

Boletínes

N° 136 del 18 de abril al 18 de junio de 2018

Shoenstatt

Video

Galeria de Fotos

Publicaciones Anteriores