Parroquia San Maximiliano Kolbe - Bogotá

Rincón de la Virgen de Schoenstatt

LA CANONIZACIÓN DEL P. JOSÉ KENTENICH

February 02 de 2017

“No se canonizan ideas sino vidas…”
“Los santos son respuestas de arriba a las preguntas de abajo…”
“El Santuario tiene que ser una cuna de santidad para muchos”

 

El proceso de beatificación y canonización del PKentenich fue abierto el 10 de febrero  de 1975.

En cuanto a cómo se logra que después de más de 30 años de proceso se mantenga vivo el interés de la Familia de Schoenstatt, el padre Strada subrayó que este interés “Se manifiesta de múltiples modos: la oración por la beatificación, el rezo de novenas, la ayuda financiera, el interés por la marcha del proceso, encuentros y jornadas con este tema, etc. De muchos países peregrinan personas al santuario original y a la tumba del Padre, visitan la Casa Padre Kentenich y la Casa de formación de las Hermanas donde vivió sus últimos tres años. En casi todos los centros del Movimiento en todo el mundo se han erigido memoriales o lugares de encuentro con el P. Kentenich. Estas y muchas otras manifestaciones expresan que la persona del fundador permanece viva en su fundación”.

Son muchos los que en vida han experimentado al Padre como un santo de Dios, como un espíritu fundador y se han sentido identificados con él y con su carisma. Si partimos de él y de su carisma, es decir de aquello que él con la fe práctica en la divina providencia reconoció y aceptó como su misión, este  es el “sello de calidad” de su obra.. Por lo tanto, no nos demos por vencidos y oremos por ello y comprometámonos con él y con su misión en la Iglesia. Esto es lo que representa el anhelo del Padre: que Schoenstatt sea una bendición para la renovación de la iglesia.

 Espíritu fundador: Se trata de una personalidad y carisma.   que afrontó momentos de infinita oscuridad en su caminar en la fe, en la amarga oscuridad del rechazo oficial, especialmente de la autoridad eclesiástica.

Alrededor de su espíritu fundador ha surgido varias comunidades virginales y un gran círculo de laicos altamente motivados y comprometidos.  vivió y se alimentó de las fuentes más profundas de la creencia implícita de la Iglesia, la realidad de lo sobrenatural. Nuestro Padre, nos enseñó la importancia de vivir la alianza de amor y de la fe práctica en la divina providencia.  Nos inculcó, como las “contribuciones al capital de gracias”, son nuestros aportes, que le dan la seriedad y fecundidad a lo que la comunidad lleva a cabo como instrumentos en las manos de María.

Bogotá quiere hacer suya esta frase: “La persona del fundador permanece viva en su fundación”, sobre todo en estos momentos donde  se está conquistando una sede para el movimiento, nos acompaña la primera Hermana de María que vive en la ciudad y con el impulso de construir Santuario hacia el 2020. Rogamos por la pronta canonización del P. Kentenich y pedimos su intercesión por toda esta comunidad naciente en Bogotá.

Boletínes

N° 136 del 18 de junio al 18 de agosto de 2018

Shoenstatt

Video

Galeria de Fotos

Publicaciones Anteriores