Parroquia San Maximiliano Kolbe - Bogotá

Rincón de la Virgen de Schoenstatt

CIERRE DEL AÑO SANTO DE LA MISERICORDIA

November 15 de 2016

El Año Jubilar de la Misericordia concluirá el 20 de noviembre, festividad de Cristo Rey, y se cerrará la Puerta Santa de la Basílica de San Pedro. La Puerta de la Misericordia como símbolo se cerrará pero queda siempre abierta la Puerta que es Cristo que nos llama a vivir en santidad y justicia todos los días de nuestra vida".

Este es un momento clave para hacer un balance de lo que ha sido este año jubilar, mas cuando el mundo entero está viviendo tantas situaciones  difíciles que exigen de nosotros como iglesia,  como país, como  movimiento de Shoenstatt, y como agentes de pastoral de nuestra parroquia, el ser  misericordiosos, y no pasar indiferentes ante las necesidades actuales.

Queremos dar gracias a Dios por este regalo maravilloso de su misericordia y por habernos permitido dar respuesta a este año extraordinario, manifestado en un amor de hijo, que ama con el mismo amor de su Padre Dios.

La Iglesia, se ha manifestado, apoyando los refugiados, utilizando los mismos templos como refugio para miles de personas que están viviendo el caos de la guerra en Siria, y nos invita a todos los católicos en el mundo a: orar y ayudar por esta necesidad.

Nuestro país está viviendo un tiempo de cambio de tantos años de violencia a una vida de perdón, y reconciliación que nos lleve a la Paz, es un camino que exige de cada uno de nosotros un trabajo permanente, que nos haga Instrumentos de la Paz.

Como movimiento; en la Misión de Mayo  propusimos una misión que llevo por nombre “MADRE DE LA MISERICORDIA LLEVA NUESTRAS FAMILIAS A CRISTO”, fue la oportunidad para que la virgen peregrina visitara las familias, para que reflexionaran sobre el año de la Misericordia y pudieran ir juntos como familia a atravesar la  PUERTA SANTA. Este año ha sido muy fecundo para Shoenstatt en Bogotá,

Ya que hemos visto el crecimiento, el numero de familia,  alianzas, santuarios hogar, de misioneros, de la juventud y de los niños, y  con la alegría de tener la primera Hermana  de María en nuestra ciudad.

Gracias  Mater por poder sentir la Misericordia de Dios que se ha manifestado como respuesta a que Shoenstatt sea una realidad en Bogotá, pues ahora sabemos que tú eres nuestra Reina, que somos tus hijos y un hijo de María nunca  perecerá. De tu mano seguiremos trabajando como tus instrumentos desde nuestra parroquia, para seguir siendo testimonio de la Misericordia, llevandola a muchas familias, y así seguir construyendo el reino de Dios aquí en la tierra

HAZME VIVIR PARA EL AMOR, (Padre José Kentenich)

Boletínes

N° 136 del 18 de abril al 18 de junio de 2018

Shoenstatt

Video

Galeria de Fotos

Publicaciones Anteriores