Parroquia San Maximiliano Kolbe - Bogotá

Rincón de la Virgen de Schoenstatt

ESTRELLAS DE LA PEDAGOGIA DE SCHOENSTATT 3

August 10 de 2016

2. PEDAGOGIA DE VINCULOS

La pedagogía de las vinculaciones responde a la ausencia de vínculos, al desarraigo universal y a la pérdida de vinculación al nido que sufre el hombre actual”. El Padre da así; respuesta a lanecesidad esencial del alma. Se trata de los vínculos del alma. Hemos nacido para vincularnos. De esta forma se cultivan los distintos tipos de vínculos, propios de la Naturaleza humana: vínculos a lugares, ideas, obras, tareas y personas, los que representan valiosos puntos de contactos para la gracia. Afirma todas las vinculaciones naturales y Sobrenaturales de la persona querida por Dios. Para su sano desarrollo, la persona necesita Estar enraizada en el mundo natural y sobrenatural. Decía el Padre: “Si no vuelven a estrecharse de forma más delicada, dichosa e íntima lazos del alma con lazos del alma, la incapacidad de contacto que se dará mañana y pasado mañana será clamorosa”. La pedagogía de vinculaciones incorpora a un organismo de vinculaciones natural y sobrenatural. Ambos quieren ser desarrollados y ubicados en su debida relación. El Padre llama a la pedagogía de vinculaciones una “educación que hace capaz y dispuesto al hombre, para realizar independiente y autónomamente, desde adentro, el doble organismo de vinculaciones, en sí y en su interrelación mutua”. Por eso, Schoenstatt cultiva todos los vínculos sanos a lugares, personas e ideas y también las vinculaciones sobrenaturales a lugares santos, apersonas del mundo sobrenatural y a las verdades de la fe. Rigen, por supuesto, las leyes del crecimiento en las vinculaciones.


* Vinculaciones a lugares.

En el mundo actual el hombre vive desarraigado y sin hogar.
¡Qué importante es sentir la pertenencia a un lugar! Vivir sin tierra, sin casa, sin patria, es una experiencia que seca el alma del hombre. El Padre cultivó esta vinculación desde el comienzo. Quiso que su congregación mariana tuviera en el Colegio un lugar propio.
Recibieron la pequeña capillita y la hicieron suya. Tomaron posesión de esa nueva tierra Que  Dios y María le regalaban. De esa forma los jóvenes empezaron a vincularse a un lugar como su hogar. Es fundamental que el alma tenga hogar, un lugar propio donde echar raíces y descansar. Ese lugar tiene que darse en lo natural y en lo sobrenatural. En lo natural nos referimos a la propia casa, al cuarto, a lugares asociados a vivencias que forman parte de nuestra historia. En lo sobrenatural estamos hablando de lugares que nos llevan al mundo de Dios. El Santuario filial o el Santuario hogar pueden ser esos lugares. Son lugares unidos a vivencias religiosas que nos marcan y nos hacen crecer.

* Vinculaciones a personas.

En la sociedad actual hay mucha soledad. Muchas personas viven solas. Las viviendas individuales abundan por todas partes. El Padre quiso desde un comienzo que Schoenstatt fuera una familia. Esto quiere decir que algo esencial en nuestra pedagogía son los vínculos personales. Estamos hablando de vínculos fraternos, filiales y paternales o maternales. En el plano sobrenatural Schoenstatt nos abre al mundo de María y en Ella, al mundo de la Trinidad y de los santos. Muchas veces no funciona bien lo que el Padre llama la ley de la transferencia y traspaso orgánicos. Dios refleja en nosotros algunos de sus rasgos sobrenaturales. Sabemos que los niños, a través de la vinculación natural a sus padres llegan a una sana vinculación a Dios. Dios quiere nuestras vinculaciones humanas como un peldaño hacia el cielo. ¡Qué importante es cuidar nuestros vínculos naturales! Decía el Padre: “En la educación debemos generar una disposición gozosa  establecer vínculos”.
Pero con frecuencia vemos acentuaciones poco sanas de lo espiritual en nuestras vidas.
Hay vínculos poco sanos que no permiten al alma arraigarse en Dios. Por eso hay peligros en las vinculaciones. Uno de ellos se da cuando se piensa que las vinculaciones naturales pueden ser un obstáculo para llegar a Dios. Decía el Padre:”Hay personas que se aferran h en día a las formas porque no logran vincularse sanamente a una persona”. Se trata de personas que se quedan en las formas, en un excesivo espiritualismo, dejando de lado lo natural. El Padre señalaba algo importante en relación con las vinculaciones: “Si el alma no se vincula antes que nada de manera primitiva, no puede permanecer tampoco vinculada de forma integral”.
Cuando se habla de vinculaciones “primitivas”, se puede caer en menospreciar esos vínculos que, por estar en una fase de su desarrollo, se consideran poco válidos. Es necesario respetar el crecimiento, la maduración, los procesos en nuestros vínculos.
Aceptando las etapas en que se encuentran. Y ejerciendo la paciencia en su cuidado.
Decía Nietzsche: No hay más tierra de niños, porque no hay más tierra de padres y madres”. Es cierto, faltan niños, más aún, faltan hombres y mujeres con corazón de niño. Con un corazón capaz de abrirse al mundo de Dios, al mundo de lo sobrenatural. Y para ello son esenciales nuestros vínculos naturales. ¿Cómo están nuestras vinculaciones naturales? · Vinculaciones a las ideas. Tenemos que vivir arraigados profundamente en nuestros principios, en ideas que nos hagan soñar y pensar más allá de nuestras dificultades y debilidades. Las ideas son las que nos permiten aspirar a más.
Para el Padre, la pedagogía de las vinculaciones presuponía la pedagogía del amor y de la alianza. En la próxima publicación nos detendremos en ella.
Con motivo de la fiesta de SAN MAXIMILIANO KOLBE  y de la ASUNCION DE LA SANTISIMA  VIRGEN MARÍA, es para nosotros importante el vivir esta pedagogía de vinculación, unidos a  nuestra PARROQUIA, con la persona de SAN MAXIMILIANO  KOLBE  y con  LA SANTISIMA VIRGEN MARÍA.
SCHOENSTATT se une a esta celebración y felicita a toda la comunidad parroquial.

Boletínes

N° 133 del 18 de octubre al 18 de diciembre de 2017

Shoenstatt

Video

Galeria de Fotos

Publicaciones Anteriores