Parroquia San Maximiliano Kolbe - Bogotá

Rincón de la Virgen de Schoenstatt

MARÍA, MADRE DE LA MISERICORDIA

May 01 de 2016

El pensamiento se dirige ahora durante este mes de mayo, mes dedicado a María nuestra Madre, Ella es la Madre de la Misericordia. La dulzura de su mirada nos acompañe en este Año Santo, para que todos podamos redescubrir la alegría de la ternura de Dios. Ninguno como María ha conocido la profundidad el misterio de Dios hecho hombre. Todo en su vida fue plasmado por la presencia de la misericordia hecha carne. La Madre del Crucificado Resucitado entró en el santuario de la misericordia divina porque participó íntimamente en el misterio de su amor. Elegida para ser la Madre del Hijo de Dios, María estuvo preparada desde siempre para ser Arca de la Alianza entre Dios y los hombres. Custodió en su corazón la divina misericordia en perfecta sintonía con su Hijo Jesús. Su canto de alabanza, en el umbral de la casa de Isabel, estuvo dedicado a la misericordia que se extiende « de generación en generación » (Lc 1,50). También nosotros estábamos presentes en aquellas palabras proféticas de la Virgen María. Esto nos servirá de consolación y de apoyo mientras atravesaremos la Puerta Santa para experimentar los frutos de la misericordia divina. Al pie de la cruz, María junto con Juan, el discípulo del amor, es testigo de las palabras de perdón que salen de la boca de Jesús. El perdón supremo ofrecido a quien lo ha crucificado nos muestra hasta dónde puede llegar la misericordia de Dios. María atestigua que la misericordia del Hijo de Dios no conoce límites y alcanza a todos sin excluir ninguno. Dirijamos a ella la antigua y siempre nueva oración del Salve Regina, para que nunca se canse de volver a nosotros sus ojos misericordiosos y nos haga dignos de contemplar el rostro de la misericordia, su Hijo Jesús. Nuestra plegaria se extienda también a tantos Santos y Beatos que han hecho de la misericordia su misión de vida. En particular el pensamiento se dirige a la grande apóstol de la misericordia, santa Faustina Kowalska. Ella que fue llamada a entrar en las profundidades de la divina misericordia, interceda por nosotros y nos obtenga vivir y caminar siempre en el perdón de Dios y en la inquebrantable confianza en su amor. Un Año Santo extraordinario, entonces, para vivir en la vida de cada día la misericordia que desde siempre el Padre dispensa hacia nosotros. En este Jubileo dejémonos sorprender por Dios. Él nunca se cansa de destrabar la puerta de su corazón para repetir que nos ama y quiere compartir con nosotros su vida.

MISIÓN DE MAYO 2016
“MADRE DE LA MISERICORDIA LLEVA NUESTRAS FAMILIAS A CRISTO”

Durante este mes, Schoenstatt estará en misión en Bogotá, con los misioneros de la campaña de la virgen peregrina en las diferentes parroquias donde están presentes los misioneros. Recibe Madre esta misión y acompaña a las familias que son visitadas.

CONSAGRACIÓN A LA SANTA VIRGEN MADRE DE MISERICORDIA.

¡Oh Madre mía y mi Reina, yo Te doy en custodia mi alma y mi cuerpo, mi vida, mi muer­te y mi eternidad. Pongo todo en Tus Manos, oh buena Madre! Cubre con Tu manto virginal mi alma y concédeme la gracia de tener un cora­zón generoso, un alma recta y un cuerpo puro.
Protégeme con Tu poder, de toda clase de ene­migos y en especial de aquellos que esconden su malicia, bajo la máscara de la virtud.
¡Oh Lirio amable, que seas siempre para mí el modelo de toda virtud!
Madre de Dios y Madre nuestra, Santísima Virgen María, Tú eres para mí, una Madre muy especial, porque Jesús en la cruz nos dio a Ti co­mo Madre. Nosotros somos entonces tus hijos. Por Tu Hijo, Tu nos amas, María, madre mía tan querida. Sé ahora la guía de mi vida espiritual, de manera que pueda siempre gustar a Tu Divi­no Hijo. Madre dulcísima continúa enseñándo­me la vida interior, que la espada del sufrimiento no me abata nunca, ¡oh Virgen pura derrama valor en mi corazón y custódialo. Amén.(Santa Faustina)

Boletínes

N° 136 del 18 de abril al 18 de junio de 2018

Shoenstatt

Video

Galeria de Fotos

Publicaciones Anteriores