Parroquia San Maximiliano Kolbe - Bogotá

Rincón de la Virgen de Schoenstatt

"PERCIBIR AL DIOS DEL AMOR EN QUIENES LO TRANSPARENTAN"

April 26 de 2016

Con la visita de nuestros dos asesores para Colombia, El padre Humberto Salgado quien llego a Bogotá  el 10 de abril y la Hermana Pilar del Campo que llego el 14 de abril; ellos compartieron con nosotros una semana y ahora están haciendo un recorrido por: Medellín, Cali, Armenia y Pereira. Ellos para nosotros como movimiento son esos transparentes de Dios que nos muestran ese Dios del amor; su mensaje ha sido claro con todos los grupos: “La Misericordia de Dios y la Conciencia De Misión que se debe despertar en nosotros.” Ahora veamos estas palabras del P. Kentenich que nos hablan al respecto.

Todos sabemos, por propia experiencia, cuánto hemos necesitado hasta poder decir, con toda el alma y como expresión de nuestra propia convicción: verdaderamente Dios es amor; y, en último término,  todos sus otros atributos son movidos en él por el amor. “Dios es Padre, Dios es buenos; bueno es todo lo que él hace”.  San Agustín dice: El amor es el mejor órgano de la fe. Esto significa que quien ha experimentado un gran amor paternal en su vida, no tiene dificultad para deducir, de todo cuanto nos relata la Sagrada Escritura sobre Dios,  LA EFICAZ CONCLUSIÓN, TAMBIÉN PARA EL SENTIMIENTO: Dios es verdaderamente Padre. Pero quien no ha experimentado este amor en sus padres o sus sustitutos, por lo general, no comprenden mayormente los pasajes de La Sagrada Escritura. Puede convencer a la inteligencia. Pero el corazón, los sentimientos y la voluntad quedan fríos. Dios es Espíritu por eso es tan difícil de comprender para el hombre apegado a los sentidos.

El Dios uno y trino  quiere salirnos al encuentro a través de  quienes lo transparentan: personas nobles, especialmente la Santísima Virgen y su Hijo Unigénito. Nobles imágenes de Dios en el orden natural y sobrenatural, facilitan al hombre intelectual pasar de la imagen al prototipo y tener así una representación más tangible de Dios infinitamente perfecto. Sobre todo, personas profundamente bondadosas tienen en esto una importante misión. Ellas deben hacer comprensible el Dios de bondad al hombre que lo busca.

Conocemos muy bien la importancia que tiene la Santísima Virgen en la comprensión del Dios de Bondad.  Por Ella fue incorporado en la economía de la Salvación el principio materno; que por Ella los rasgos severos y a veces demasiado varoniles de Dios adoptan una forma femenina, materna. Quien en horas difíciles se ha encontrado ante un duro porvenir y ha pronunciado con estremecimiento interior y temblor su “Fiat”,” Hágase tu voluntad”; “Gracias a Dios”, “Tengo sed”, sabe de la importancia que tiene poder decir con plena convicción: Este Dios a quien te entregas, sin reserva alguna, no es un tirano. Es bondadoso como una madre, tal como, según la Sagrada Escritura, se mostró  la santísima virgen en las ocasiones de premura. Lleno de amor y misericordia me ha escrito en la palma de su mano.

Llevamos hondamente grabada en nuestro corazón la imagen de la Santísima Virgen María; una imagen tan dulce y hermosa. Por ello, el rostro de Dios, a pesar de sus rasgos recios, varoniles, a pesar del vigor divino, tiene para nosotros rasgos amables y divinamente tiernos. Por nuestra vinculación a la Santísima Virgen, nos es fácil decir de todo corazón: Dios es verdaderamente nuestro padre.

Boletínes

N° 136 del 18 de junio al 18 de agosto de 2018

Shoenstatt

Video

Galeria de Fotos

Publicaciones Anteriores