Parroquia San Maximiliano Kolbe - Bogotá

Rincón de la Virgen de Schoenstatt

«NUESTRA MISIÓN EN ESTA ÉPOCA DE ADVIENTO: TRANSFORMARNOS EN LUZ PARA LOS DEMÁS»

November 24 de 2014

La corona de Adviento nos quiere recordar la alegría porque: JESÚS VA A NACER. Tiene forma de círculo para recordarnos que Dios no tiene principio ni fin, reflejando su unidad y eternidad. Nos ayuda también a pensar en los miles de años de espera desde Adán hasta Cristo; nos hace tomar conciencia que venimos de Dios y a Él vamos a regresar.

Cada velita de la corona nos quiere invitar a transformarnos en Luz para los demás, ya que en estos tiempos que vivimos la Paz, El Amor, La Fe se han apagado en muchos corazones.Pero la Esperanza nos anima a transformarnos en luz para otros y ayudar a encender la llama de la paz, el amor y la fe en los corazones de los hombres, es pues esta una misión en la que, hacer brillar la luz de Cristo, nos devuelve la esperanza, nos ayuda a conservar la alegría, a pesar de las tempestades, y así lograr ser auténticos apóstoles de la alegría, para que Jesús pueda nacer en el corazón de muchísimas personas.

El follaje verde perenne de la Corona de Adviento representan que Cristo está vivo entre nosotros; su color verde nos recuerda la vida de gracia que recibimos cada vez que nos acercamos a los Sacramentos, cada vez que renovamos nuestra Alianza de Amor, cada vez que visitamos nuestro Santuario. Los sacramentos y la Alianza de Amor nos regalan cobijamiento en Dios, transformación y crecimiento espiritual, nos regalan el fuego y la fuerza para entregar a otros el gran don de la Alianza.

Estos 100 años de Schoenstatt, nos impulsan a cumplir con esta misión, de la manos de La Mater y bajo su manto queremos darle nuestro SI, para ayudarle como sus instrumentos, para que Ella pueda dar nuevamente a Luz a Cristo.

Este es un ADVIENTO en el que anhelamos una nueva irrupción de gracias, una nueva irrupción de la Alianza de Amor que Dios nos regaló en nuestro Santuario original. Es un ADVIENTO que prepara nuestros corazones para que la Mater y el Padre Fundador nos regalen nuevamente a Cristo, a Jesús Niño a través de la Alianza de Amor en el Santuario y en nuestros Santuarios – Hogar; que éstos sean un PEQUEÑO BELÉN donde nazca el Niño Jesús, trayendo en sus manitos el gran regalo de la Alianza de Amor para todos aquellos que tomen contacto con nuestros Santuarios y a quienes encaminemos a este gran Milagro de la Alianza con nuestra Mater.

Oremos:

Encendemos, Señor, La Luz de cada velita

En la corona de ADVIENTO y con ello,

Queremos dar testimonio de tu Luz, Señor

cómo hizo Juan el Bautista,

No somos nosotros la Luz, pero sí los testigos

de la Luz verdadera venida a este mundo

Deseamos, Señor,

con esta luz que encendemos,

que el fuego de tu Espíritu encienda

nuestros corazones

y los convierta en luminarias para los demás.

Quema en tu hoguera, Señor,

Toda la paja de nuestros deseos materiales

Y danos un corazón que vea

las necesidades de nuestro prójimo

para compartir con él lo mejor que somos y tenemos.

Para que te anunciemos

como buena y gozosa Noticia para los hombres, te imploramos:

¡Ven, Señor, Jesús!

Boletínes

N° 136 del 18 de abril al 18 de junio de 2018

Shoenstatt

Video

Galeria de Fotos

Publicaciones Anteriores