Parroquia San Maximiliano Kolbe - Bogotá

Rincón de la Virgen de Schoenstatt

LA CAMPAÑA DE LA VIRGEN PEREGRINA DE SCHOENSTATT, 64 AÑOS DE IMAGEN DE VIDA Y GRACIA

September 11 de 2014

La historia de la Campaña

Esta "Campaña" -como le gustaba llamarla a Joao Pozzobon- tuvo un inicio modesto, como todas las cosas de Dios. Comenzó el 10 de septiembre, en el año 1950, cuando una Hermana de María le entregó a Joao Pozzobon, miembro del Movimiento de Schoenstatt de Brasil, una imagen de la Madre tres veces Admirable de Schoenstatt, pidiéndole que la llevara a las familias para rezar con ellas el Rosario.

Joao Pozzobon, que asumió esta tarea y la hizo suya durante treinta y cinco años y hasta el día de su muerte, caminó más de 140.000 Km. con la imagen. La llevó a hogares, hospitales, escuelas y cárceles, e incentivó en todas partes la vinculación a la Virgen y al rezo del Rosario.

La Campaña está presente en unos 110 países del mundo, acercando las gracias del Santuario a varios millones de personas.

La ciudad de Santa María se convirtió así en cuna de una iniciativa original. Después de la muerte de don Joao, el 27 de junio de 1985, la Peregrina Original, aquella que él portaba en sus hombros, se encuentra en la casa del Movimiento, en Santa María.

En la Campaña, del Rosario de la Virgen Peregrina de Schoenstatt "todas las fuerzas fundamentales de Schoenstatt se tornan eficaces", dice el Padre Kentenich en 1968.

Ni es algo solamente devocional, ni algo solamente estratégico o pastoral, sino una irrupción de gracias y de vida, al servicio de la nueva evangelización y transformación de las familias.

La Campaña es una respuesta a los anhelos que movieron al Padre Kentenich: el deseo de tener aliados para la misión, de expandir y popularizar la Alianza de Amor, de complementar y enriquecer Schoenstatt a través de un gran movimiento popular de peregrinos y de vivir el organismo de vínculos a lugares, personas, valores, a una misión.

El objetivo de la Campaña

Don Joao vivió en su vida el "Sí" de María. Vivió sencillo y humilde, totalmente dedicado a su familia, a Schoenstatt y a la misión mariana. Gracias a su fidelidad, miles de familias del mundo entero reciben hoy la imagen peregrina, se unen en oración, descubren mejor a Jesús y gozan de las gracias del Santuario de Schoenstatt.

Joao Pozzobon expresó el objetivo de la Campaña en tres puntos principales: 1. "Salvar la familia por medio de la gran Obra de Schoenstatt..." 2. Encuentro con la Santísima Virgen. 3. "Encuentro con Jesucristo, su Hijo, y con Dios Trino..."

"Ser un reflejo de la justicia cristiana: uno por el otro, para una nueva conquista de la dignidad y respeto de la persona humana, con sus valores, encontrándonos con los más necesitados".

Con la visita de la imagen, María estimula en sus hijos la participación en los sacramentos, crea una mayor armonía familiar y despierta el compromiso eclesial y social del cristiano, especialmente con los más pobres y necesitados.

Joao Pozzobon solía decir también que el Rosario era nuestra arma para transformar el mundo de hoy. La vida apostólica del cristiano y especialmente del schoenstattiano encuentra un modo de concreción apostólico a través de la Campaña y urge, a aquellos que llevan la imagen, a dar un testimonio activo y fiel en la Iglesia y en la sociedad.

Boletínes

N° 136 del 18 de junio al 18 de agosto de 2018

Shoenstatt

Video

Galeria de Fotos

Publicaciones Anteriores