Parroquia San Maximiliano Kolbe - Bogotá

Rincón de la Virgen de Schoenstatt

INDULGENCIA CON OCASIÓN DEL AÑO JUBILAR.

February 17 de 2014

EN ALIANZA DE AMOR CON LA PARROQUIA, MATER GRACIAS POR ESTE REGALO

Familia de Schoenstatt Bogotá, Agradezcamos a la Mater este regalo que nos concede a través de esta Parroquia, hoy 17 de febrero de 2014 tuvimos la dicha del anuncio por parte del Cardenal Rubén Salazar Gómez y de su Canciller Ricardo Pulido Aguilar, de conceder la INDULGENCIA CON OCASIÓN DEL AÑO JUBILAR, según decreto N° 627 del 13 de Febrero de 2014.

Transcribimos los puntos del decreto:

«1- Que los miembros de la obra de Schoenstatt, una vez cumplidas las condiciones habituales (confesión sacramental, Comunión eucarística y oración según las intensiones del Sumo Pontífice), excluido cualquier apego al pecado, podrán lucrar la indulgencia plenaria si participan devotamente en una función sagrada o en un ejercicio piadoso realizado públicamente a lo largo del Año Jubilar en el templo de la parroquia San Maximiliano Kolbe hasta el 26 de octubre de 2014.

2- Que a los miembros de la Obra de Schoenstatt que asistan al templo de la Parroquia San Maximiliano Kolbe para obtener la indulgencia plenaria, le sea asegurada por parte del Párroco la atención pastoral requerida y el Sacramento de la Reconciliación hasta el 26 de Octubre de 2014.»

Con esta noticia podemos hacer memoria de aquel 31 de mayo de 2013 cuando fue Coronada La Mater como Reina de la parroquia San Maximiliano Kolbe. Con el lema «Contigo Madre, Reina en nuestros proyectos» pues sabemos que la coronación es una profundización de la Alianza de amor hoy más que nunca estamos convencidos de que tu querida Madre has puesto tus ojos sobre nosotros, nos proteges y nos amas por eso queremos orar diciendo estas palabras del Padre José Kentenich:

Han sellado una Alianza contigo: se conserve firme como fundida en bronce: entonces lo sé bajo un seguro y fiel amparo y no temo la furia salvaje del diluvio.

Victoriosamente conducirás a todos hacia el hogar, al Padre, para que entonen cánticos al Cordero. Creo firmemente que nunca perecerá quien permanece fiel a su Alianza de Amor.

Y al mismo tiempo tenemos la oportunidad de aprovechar cuidadosamente el breve lapso de vida que nos es concedido, para sembrar nuevas semillas y preparar nuevas marchas victoriosas de la Sma. Virgen. En el Cielo tendremos tiempo de sobra para celebraciones. Hasta entonces queremos consagrar todas nuestras fuerzas a la Obra, utilizando las fiestas como meras pausas para tomar aliento y recobrar fuerzas» (P. Kentenich)

Boletínes

N° 136 del 18 de abril al 18 de junio de 2018

Shoenstatt

Video

Galeria de Fotos

Publicaciones Anteriores