Parroquia San Maximiliano Kolbe - Bogotá

Rincón de la Virgen de Schoenstatt

MENSAJE DE CUARESMA A LOS MISIONEROS DE SCHOENSTATT
Y A TODA LA COMUNIDAD DE SAN MAXIMILIANO KOLBE

March 16 de 2013

Mensaje tomado del libro «María si fuéramos como tú» escrito por el P. José Kentenich, nos invita como misioneros a descubrir las conclusiones de esta cuaresma y a hacernos un propósito practico para nuestro trabajo como instrumento en manos de María caminando con Ella por la senda del dolor unida a Cristo. Haciendo con amor la misión, si es hora de cruz es de fidelidades, un amor que persevera en cruz un amor perfecto.

La cruz, eje angular en la vida de Cristo y María

Amplias, de par en par, se abren ante nosotros las puertas de la Cuaresma, del tiempo de pasión y de redención, volviéndonos a franquear la contemplación de María como la Corredentora y Colaboradora en la salvación del mundo. Es éste, en verdad, el tiempo sagrado del amor y del sufrimiento. "Dadme un punto de sostén -dijo el sabio griego- y levantaré al mundo de sus quicios". En la vida de Cristo es la cruz por la cual y desde la cual elevó a todo el mundo al corazón del Padre. También en la vida de María, la cruz ocupó y tuvo una importancia similar. Durante todos los años de su vida, María se encaminaba a la cruz, en la espera de aquella "hora" anunciada por su Hijo. La cruz es el eje angular desde donde María, en y con Cristo, eleva nuestro corazón al Padre

Se llama Consortis Christi, Compañera de Cristo. Compañera durante la obra entera de la redención. Así, de hecho, no nos queda otra cosa que ponernos en manos de María durante este tiempo de Cuaresma y dejar que ella nos guíe a las alturas del Gólgota. Nadie puede compartir con mayor profundidad la pasión de Cristo como ella, su Madre; aquella que en su corazón sufrió con él todos los dolores, angustias, tormentos y agonía. Si respondemos con seriedad y buena disposición a su deseo de guiarnos, podemos estar seguros que las semanas de Cuaresma nos traerán abundancia en gracias y no perderán su sentido santo. Sólo necesitamos caminar con María y contemplar, amando, su senda de dolor unida a Cristo; entonces solas vendrán las conclusiones y propósitos prácticos.

Boletínes

N° 138 del 18 de agosto al 18 de septiembre de 2018

Shoenstatt

Video

Cuaresma Schoenstatt Federación de Familias Caminando en la cuaresma con la Virgen María from Pio Eduardo Mateo on Vimeo.

Galeria de Fotos

Publicaciones Anteriores