Parroquia San Maximiliano Kolbe - Bogotá
Diácono Permanente Gerardo Parada

D.P. Gerardo Parada.

Nací en el Carmen, Norte de Santander; realicé mis estudios secundarios en el seminario menor de Santo Tomas de Aquino de Pamplona, e ingresé luego al seminario Mayor de Pamplona, donde cursé los estudios de Filosofía y Teología; allí, escribí una investigación sobre El matrimonio, fuente de amor y de vida, a la luz del Vaticano II”.

En una nueva etapa de mi vida, vine a Bogotá a estudiar Filosofía y Humanismo en la Universidad Santo Tomas, donde obtuve el titulo de Licenciado, con mi tesis de grado: “La soledad y la muerte en la poética de José Asunción Silva”. Mas tarde, en la Universidad Javeriana realice cursos de actualización docente en Sagrada Escritura y Cristología.

Por esa época conocí a Esperanza, la que hoy es mi esposa, licenciada en Matemáticas de la Universidad Javeriana. Años después como esposos realizamos estudios de postgrado en la Universidad de la Sabana, obteniendo el título de Magister en Educación y luego el de especialización en Educación a Distancia, presentando como tesis de grado: “cómo evaluar los textos didácticos para que los estudiantes de las diversas partes de Colombia, llegaran a obtener un aprendizaje significativo en Educación a Distancia.

A lo largo de nuestra vida matrimonial hemos estado vinculados a diversas actividades pastorales en Parroquias y en otros campos de esta acción: San Carlos Borromeo, Santa María Magdalena, Santa Amelia, san Buenaventura. Centro Comercial Unicentro, cárcel Modelo y destacamos también la vinculación al movimiento Carismático del Minuto de Dios, dirigiendo Comunidades alrededor de 15 años.

Viene un nuevo llamamiento de Dios en mi Vida, en 1995 , el Padre Germán Acosta, director de Radio María en Colombia, me presentó a Monseñor Agustín Otero y al Señor Cardenal Pedro Rubiano, para realizar los estudios del Diaconado Permanente, durante 5 años en la Escuela Diaconal de Bogotá junto con Esperanza, mi esposa.

Fui Ordenado Diácono, el 17 de Junio del año 2000, presentando para mi Ordenación , la Síntesis: “La Escatología de la Muerte y Resurrección, como esperanza de la vida Plena.”.

Como Diácono, me han asignado los siguientes cargos Pastorales: Delegado Zonal para los Diáconos de la Zona de san Pedro, cargo que desempeño hasta el momento; delegado de Pastoral Educativa hasta el 2004; docente en el Diaconado de diversas áreas, hasta la actualidad; también estuve nombrado como Diacono en las Parroquias de San Tomás Becket y luego san Maximiliano Kolbe; desde el año 2011 fui nombrado solamente para el Diaconado Permanente, liderando el Plan E, en el Diaconado y Estudiantes, además como miembro del Consejo del D. P. Y del equipo de formadores.

John Javier Torres Jaimes John Javier Torres Jaimes John Javier Torres Jaimes

D.P. John Javier Torres Jaimes.

Diácono Permanente residente en nuestra comunidad parroquial

Este bogotano, residente en la Agrupación Residencial Niza IX, nació hace 50 años en el hogar conformado por Jacobo y Olga Josefa y sus 9 hermanos; se encuentra casado hace 26 años con Patricia de los Ángeles Pava Pardo, quien se desempeña como Contador Público, Especialista en Revisoría Fiscal.

Sus hijos son John Javier, abogado titulado, quien labora en un consorcio como Asesor Jurídico y Olga Milena, quien culmina sus estudios de Comunicación Social, realizando prácticas en El Tiempo Zona del diario El Tiempo.

Ha dedicado mucho tiempo de su vida a la formación académica. Es profesional en Administración Pública de la ESAP, Especialista en Gestión Gerencial de la Universidad Central, Administrador de Empresas de la Universidad IDEAS y Abogado "Cum Laude" de la Universidad Militar Nueva Granada. complementó su educación en diferentes aspectos de la Administración Pública, como la Contratación Estatal, Policía Judicial y Auditoria para el Control Fiscal, así como en un gran número de diplomados afines con sus profesiones y docente universitario por 12 años.

Orgulloso de haber iniciado su vida laboral en la Rama Judicial como citador, pasó por Escribiente y Oficial Mayor (sustanciador), pero vive feliz y agradecido de laborar en la Contraloría de Bogotá hace más de 20 años, donde ha crecido profesionalmente y ha servido para la vigilancia de la gestión fiscal.

Ordenado Diácono Permanente de la Arquidiócesis de Bogotá el 1° de diciembre de 2011, se desempeña en la comunidad eclesial, organizando grupos juveniles, formando jóvenes de confirmación y de primera comunión, a lo cual le dedica todo su empeño y alegría para acompañar, orientándolos para la vida cristiana, familiar y social a los jóvenes y niños.

Con su esposa guían al Movimiento Pandillas de la Amistad en la Parroquia Santo Tomás Becket, a lo que manifiesta: "hay mucho por hacer, porque la experiencia es de evangelizar niños por los mismos niños y somos nosotros los llamados a guiarlos en su primer caminar eclesial y en Cristo niño".

Así mismo, coordina el equipo de Servidores de la Palabra, apoya en el Despacho Parroquial con entrevistas e informaciones matrimoniales, Preside bautismos y realiza en general las tareas propias de su Ministerio.

Agrega que el Diaconado ha sido un gran regalo de Dios, puesto que ha visto la vida de otro modo. Siente el cambio para bien, que ha mejorado con su familia, amigos y compañeros de trabajo y lo más importante está comprometido para servir al Señor de manera desinteresada, pero con el corazón.

Se pueden comunicar con él al móvil 3125174188

Luis Fernando Chisco

D. P. Luis Fernando Chisco

Nació en octubre 5 de 1952, en un hogar en el que recibió las bases fundamentales de la fe y que le llevaron a contraer matrimonio con Rosita años después. De esta unión hubo cinco hijos.

Luego de haber trabajado varios años en la industria textil, primero como empleado en una empresa de hilaturas como Contador y en el área administrativa y luego en forma independiente con una empresa familiar dedicada a las confecciones, sintió el llamado del Señor para servir a la Iglesia en el ministerio diaconal. Desde entonces, y contando siempre con el apoyo de su esposa e hijos, adelantó los estudios correspondientes y por la gracia de Dios recibió el sacramento del orden, en el grado de los diáconos, para la Arquidiócesis de Bogotá de manos del señor cardenal Pedro Rubiano Sáenz el 14 de junio de 2003.

Su primer encargo pastoral lo desarrolló en la parroquia de Nuestra Señora del Campo donde prestó sus servicios durante más de seis años en distintos frentes. Fue asignado el año pasado para esta parroquia a la que se vinculó desde el 14 de junio de 2009. Actualmente presta también sus servicios en la Zona Pastoral en la Comisión Zonal para la Misión Continental.