Parroquia San Maximiliano Kolbe - Bogotá

Buenas Noticias - Boletín Parroquial

October 13 de 2013 y October 13 de 2013

DOMINGO XXVIII DEL TIEMPO ORDINARIO. CICLO C.

EDITORIAL

Milagro del Rosario en Hiroshima: 6 de agosto de 1945.

Durante la Segunda Guerra Mundial, dos ciudades japonesas fueron destruidas por bombas atómicas: Hiroshima y Nagasaki. En Nagasaki, como resultado de la explosión, todas las casas en un radio de aproximadamente 2,5 Km del epicentro fueron destruidas. Quienes estaban dentro quedaron enterrados en las ruinas. Los que estaban fuera, fueron quemados.

En medio de aquella tragedia, una pequeña comunidad de padres jesuitas vivía junto a la iglesia parroquial, a solamente ocho manzanas (aproximadamente 1Km) del epicentro de la explosión. Eran misioneros alemanes sirviendo al pueblo japonés. Como los alemanes eran aliados de los japoneses, les habían permitido quedarse.

La iglesia junto a la casa de los jesuitas quedó destruida, pero su residencia quedó en pie, y los miembros de la pequeña comunidad jesuita sobrevivieron. No tuvieron efectos posteriores por la radiación, ni pérdida del oído, ni ninguna otra enfermedad o efecto.

El Padre Hubert Schiffer fue uno de los jesuitas de Hiroshima. Tenía 30 años cuando explotó la bomba atómica en esa ciudad y vivió otros 33 años más con buena salud. Narró sus experiencias en Hiroshima durante el Congreso Eucarístico que se llevó a cabo en Filadelfia (EEUU), en 1976. En ese entonces, los ocho miembros de la comunidad jesuita estaban todavía vivos. El Padre Schiffer fue examinado e interrogado por más de 200 científicos, que fueron incapaces de explicar cómo él y sus compañeros habían sobrevivido. Él lo atribuyó a la protección de la Virgen María y dijo: "Yo estaba en medio de la explosión atómica... y estoy aquí todavía, vivo y a salvo. No fui derribado por su destrucción".

Además, el Padre Shiffer contó que, durante varios años, cientos de expertos e investigadores estudiaron las razones científicas del porqué la casa, tan cerca de la explosión atómica, no fue afectada. El explicó que en esa casa hubo una sola cosa diferente: "Rezábamos el rosario diariamente en esa casa". En la otra ciudad devastada por la bomba atómica, Nagasaki, San Maximiliano Kolbe había establecido un convento franciscano que también quedó intacto, y los hermanos protegidos gracias a la protección de la Virgen. Allí ellos también rezaban diariamente el Santo Rosario.

EL EVANGELIO DEL DOMINGO EN CASA

AVISOS DE NUESTRA PARROQUIA

No olviden que este mes de Octubre está dedicado al Santo Rosario. "Familia que reza el Rosario permanece unida"

El 15 de Octubre es el dia de Santa Teresa de Jesús, no olviden encomendarse a ella para que nos enseñe a amar a Jesús como ella lo hizo.

Talleres de Oración del Padre Ignacio Larrañaga, primer grupo 7 a.m. a 9:30 a.m. Segundo grupo de 9:30 a.m a 11 a.m. Los esperamos.

NUEVO TEMPLO

Su Párroco Daniel Saldarriaga Molina, agradece a la Comunidad de San Maxilimiano Kolbe la gran colaboración al fondo de ahorro para la construcción del Nuevo Templo.

Si quiere apoyar la obra del templo, puede consignar su ayuda en las cuentas:

Gracias por apoyar la obra del templo, puedes consignar tu donación en las siguientes cuentas: o a nombre de la Parroquia San Maximiliano Kolbe.

BBVA: Cuenta de ahorro 540116134

Davivienda: Cuenta de ahorro 480900003256

El recibo de la consignación lo puede llevar al despacho parroquial o en la alcancía del Templo para llevar el control de estas ayudas. "Dios que ve en lo escondido, los recompensará"


Todos los Boletines: