Parroquia San Maximiliano Kolbe - Bogotá

Buenas Noticias - Boletín Parroquial

June 30 de 2013 y June 30 de 2013

DOMINGO XIII DEL TIEMPO ORDINARIO. CICLO C.

EDITORIAL

JORNADA ANUAL DEL ÓBOLO DE SAN PEDRO 2013

La intención de Jesús de hacer Simón Pedro la “piedra” de fundación de su Iglesia (Cf. Mt. 16,18) tiene un valor que supera la vida terrena del apóstol. En efecto, Jesús concibió y quiso que su Iglesia estuviese presente en todas las naciones y que actuase en el mundo hasta el último momento de la historia (Mt.24, 14 y 28,19). Por eso, como quiso que los demás apóstoles tuvieran sucesores que continuaran su obra de evangelización en las diversas partes del mundo, de la misma manera previó y quiso que Pedro tuviera sucesores, que continuaran su misma misión pastoral y gozaran de los mismos poderes, comenzando por la misión y el poder ser PIEDRA, o sea principio visible de unidad en la fe, en la caridad, y en el ministerio de evangelización, santificación y guía, confiado a la Iglesia.

Tanto el Concilio Vaticano I y el Vaticano II nos enseñan como verdad de fe que es de institución de Cristo mismo, y por lo tanto, de derecho divino, que el bienaventurado Pedro, a quien la Iglesia universal honra de modo especial el 29 de junio, tenga perpetuos sucesores. Por tanto se trata de un elemento esencial de la estructura orgánica y jerárquica de la Iglesia.

Por tal motivo, debemos aprovechar la solemnidad de San Pedro y la Fiesta del Santo Papa para cerrar filas en torno al Santo Padre Francisco, como cabeza visible de la Iglesia, y garantía de la conformidad de la predicación de la Iglesia con el depósito de la fe de los apóstoles y con la doctrina de Cristo.

La institución del Óbolo de San Pedro, ha sido el cauce por medio del cual las Iglesias diocesanas y parroquiales y las naciones enteras, a través de los siglos, han testimoniado su adhesión afectiva y efectiva del Papa, para suministrarle los recursos que Él necesita en el desempeño de su misión apostólica, administrativa, gubernamental, caritativa y asistencial en el bien de toda la Iglesia y la humanidad.

En los últimos años, el Óbolo de San Pedro lo ha destinado el mismo Santo Padre para el ejercicio de las obras de caridad, en la llamada “Caridad del Papa”, con lo cual manifiesta su amor a los pobres y a las víctimas de las calamidades naturales, guerras e injusticias humanas en todas las naciones del mundo.

Pensar antes de juzgar…

La primera mañana en la casa, mientras tomaba café, la mujer vió a través de la ventana, que una vecina colgaba sábanas en el tendedero y dijo:

- ¡Que sábanas tan sucias cuelga la vecina en el tendedero!

- ¿Quizás necesita un jabón nuevo?

- Me agradaría ayudarla a lavar las sábanas.

El marido miró y quedó callado. Y así, cada dos o tres días, la mujer repetía su discurso, mientras la vecina tendía sus ropas al sol y el viento. Al mes, la mujer se sorprendió al ver a la vecina tendiendo las sábanas limpias, y dijo al marido:

- Mira, ella aprendió a lavar la ropa …

- ¡Qué bien!

El marido le respondió:

- Mmm … no es lo que piensas.

- Hoy me levanté más temprano y lavé los vidrios de nuestra ventana.

Todo depende del estado de la ventana, a través de la cual observamos los hechos. Antes de criticar, conviene que averiguamos si hemos limpiado el corazón para poder ver más claro.

EL EVANGELIO DEL DOMINGO EN CASA

AVISOS DE NUESTRA PARROQUIA

El próximo 7 de julio es a Celebración Liturgica y Colecta del Óbolo de San Pedro, con su aporte generoso, cada colombiano participa en la caridad del Papa Francisco con los pobres y victimas de calamidades naturales e injusticias humanas.

Llega el tiempo de las vacaciones de los niños, preparémonos para acompañarlos y para que disfruten de este tiempo tan especial.

NUEVO TEMPLO

Su Párroco Daniel Saldarriaga Molina, agradece a la Comunidad de San Maxilimiano Kolbe la gran colaboración al fondo de ahorro para la construcción del Nuevo Templo.

Si quiere apoyar la obra del templo, puede consignar su ayuda en las cuentas:

Gracias por apoyar la obra del templo, puedes consignar tu donación en las siguientes cuentas: o a nombre de la Parroquia San Maximiliano Kolbe.

BBVA: Cuenta de ahorro 540116134

Davivienda: Cuenta de ahorro 480900003256

El recibo de la consignación lo puede llevar al despacho parroquial o en la alcancía del Templo para llevar el control de estas ayudas. "Dios que ve en lo escondido, los recompensará"


Todos los Boletines: