Parroquia San Maximiliano Kolbe - Bogotá

Buenas Noticias - Boletín Parroquial

February 03 de 2013 y February 03 de 2013

DOMINGO DE LA IV SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO. CICLO C. Boletín N° 04

EDITORIAL

CONVERTIRNOS EN BENDICIÓN PARA LOS DEMÁS

No hace mucho tiempo, dos hermanos que vivían en granjas adyacentes cayeron en un conflicto. Este fue el primer conflicto serio que tenían en 40 años de cultivar juntos hombro a hombro, compartiendo maquinaria e intercambiando cosechas y bienes en forma continua. Esta larga y beneficiosa colaboración terminó repentinamente.

Comenzó con un pequeño malentendido que fue creciendo hasta llegar a ser una diferencia mayor entre ellos, hasta que explotó en un intercambio de palabras amargas seguido de semanas de silencio. Una mañana alguien llamó a la puerta de Luis. Al abrir la puerta, encontró a un hombre con herramientas de carpintero. «Estoy buscando trabajo por unos días», dijo el extraño. «Sí», dijo el mayor de los hermanos, «Tengo un trabajo para usted. Mire al otro lado del arroyo aquella granja, ahí vive mi hermano menor. La semana pasada había una hermosa pradera entre nosotros y él tomó su buldócer y desvió el cauce del arroyo para que quedara entre nosotros. Bueno, él pudo haber hecho esto para enfurecerme, pero le voy a hacer una mejor.

¿Ve usted aquella pila de desechos de madera junto al granero? Quiero que construya una cerca, una cerca de dos metros de alto, no quiero verlo nunca más. » El carpintero le dijo: «Creo que comprendo la situación». El hermano mayor le ayudó al carpintero a reunir todos los materiales y dejó la granja por el resto del día para ir por provisiones al pueblo.

El carpintero trabajó duro todo el día midiendo, cortando, clavando. Cerca del ocaso, cuando el granjero regresó, el carpintero justo había terminado su trabajo. El granjero quedó con los ojos completamente abiertos, su quijada cayó. ¡No había ninguna cerca de dos metros! En su lugar había un puente -¡un puente que unía las dos granjas a través del arroyo!- Era una fina pieza de arte, con todo y pasamanos.

En ese momento, su vecino, su hermano menor, vino desde su granja y abrazando a su hermano le dijo: "¡Eres un gran tipo, mira que construir este hermoso puente después de lo que he hecho y dicho!". Estaban en su reconciliación los dos hermanos, cuando vieron que el carpintero se iba y le dijo el hermano mayor : “Quédate, tengo proyectos para ti", "Me gustaría quedarme", dijo el carpintero, "pero tengo muchos puentes por construir".

EL EVANGELIO DEL DOMINGO EN CASA

Primera Lectura del Libro de Jeremías 1, 4-5. 17-198, 2-4. 5-6. 8-10

En los días de Josías, recibí esta palabra del Señor: «Antes de formarte en el vientre, te escogí; antes de que salieras del seno materno, te consagré: te nombré profeta de los gentiles. Tú cíñete los lomos, ponte en pie y diles lo que yo te mando. No les tengas miedo, que si no, yo te meteré miedo de ellos. Mira; yo te convierto hoy en plaza fuerte, en columna de hierro, en muralla de bronce, frente a todo el país: frente a los reyes y príncipes de Judá, frente a los sacerdotes y la gente del campo. Lucharán contra ti, pero no te podrán, porque yo estoy contigo para librarte.» Oráculo del Señor.

Palabra de Dios.

Salmo responsorial Sal 70, 1-2. 3-4a. 5-6ab. 15ab y 17 (R.: cf. 15ab)

R. Mi boca contará tu salvación, Señor.

A ti, Señor, me acojo: no quede yo derrotado para siempre; tú que eres justo, líbrame y ponme a salvo, inclina a mí tu oído, y sálvame. R.

Sé tú mi roca de refugio, el alcázar donde me salve, porque mi peña y mi alcázar eres tú, Dios mío, líbrame de la mano perversa. R.

Porque tú, Dios mío, fuiste mi esperanza y mi confianza, Señor, desde mi juventud. En el vientre materno ya me apoyaba en ti, en el seno tú me sostenías. R.

Mi boca contará tu auxilio, y todo el día tu salvación. Dios mío, me instruiste desde mi juventud, y hasta hoy relato tus maravillas. R.

Segunda Lectura de la Carta del Apóstol San Pablo a los Corintios 12, 31-13, 13

Hermanos:
Ambicionad los carismas mejores. Y aún os voy a mostrar un camino excepcional. Ya podría yo hablar las lenguas de los hombres y de los ángeles; si no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o unos platillos que aturden. Ya podría tener el don de profecía y conocer todos los secretos y todo el saber, podría tener fe como para mover montañas; si no tengo amor, no soy nada.

Podría repartir en limosnas todo lo que tengo y aun dejarme quemar vivo; si no tengo amor, de nada me sirve.

El amor es paciente, afable; no tiene envidia; no presume ni se engríe; no es mal educado ni egoísta; no se irrita; no lleva cuentas del mal; no se alegra de la injusticia, sino que goza con la verdad. Disculpa sin límites, cree sin límites, espera sin límites, aguanta sin límites. El amor no pasa nunca. ¿El don de profecía?, se acabará. ¿El don de lenguas?, enmudecerá. ¿El saber?, se acabará.

Porque limitado es nuestro saber y limitada es nuestra profecía; pero, cuando venga lo perfecto, lo limitado se acabará. Cuando yo era niño, hablaba como un niño, sentía como un niño, razonaba como un niño. Cuando me hice un hombre acabé con las cosas de niño. Ahora vemos confusamente en un espejo; entonces veremos cara a cara. Mi conocer es por ahora limitado; entonces podré conocer como Dios me conoce. En una palabra: quedan la fe, la esperanza, el amor: de estas tres, la más grande es el amor.
Palabra de Dios.

EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 4, 21-30
« ¿No es éste el hijo de José?»

En aquel tiempo, comenzó Jesús a decir en la sinagoga:

—«Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír.»

Y todos le expresaban su aprobación y se admiraban de las palabras de gracia que salían de sus labios. Y decían:

—« ¿No es éste el hijo de José?» Y Jesús les dijo:

—«Sin duda me recitaréis aquel refrán: "Médico, cúrate a ti mismo"; haz también aquí en tu tierra lo que hemos oído que has hecho en Cafarnaúm.»

Y añadió:
—«Os aseguro que ningún profeta es bien mirado en su tierra. Os garantizo que en Israel había muchas viudas en tiempos de Elías, cuando estuvo cerrado el cielo tres años y seis meses, y hubo una gran hambre en todo el país; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, más que a una viuda de Sarepta, en el territorio de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo; sin embargo, ninguno de ellos fue curado, más que Naamán, el sirio.»

Al oír esto, todos en la sinagoga se pusieron furiosos y, levantándose, lo empujaron fuera del pueblo hasta un barranco del monte en donde se alzaba su pueblo, con intención de despeñarlo.

Pero Jesús se abrió paso entre ellos y se alejaba.

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

AVISOS DE NUESTRA PARROQUIA

Las pequeñas comunidades están invitadas a retomar su trabajo de encuentro semanal y formación continuada. Deben coordinar con sus líderes para retomar esta gran experiencia y seguir haciendo la Comunidad de Comunidades que estamos llamados a ser.

TENDREMOS REUNIÓN: LOS SÁBADOS

10 a.m. Grupo de acólitos
3 p.m. Pandillas de la Amistad.
5 p.m. Grupo Juvenil

LOS DOMINGOS TENEMOS NUESTRA CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA EN EL TEMPLO:

7, 9 y 12 m. 5 y 7 p.m.
En el Salón Comunal de Prado Centro a las 10:00 a.m.
En Atabanza 10:30.
En Alcazar de San Luis 11:00 a.m.
Niza IX 6:00 p.m.

Agradecemos a las personas que nos colaboran para tener estas celebraciones.

El despacho parroquial está en la Calle 127 D # 27-75, detrás de la Estación de Policía y atendemos de lunes a sábado de 9 a 12 p.m. y de lunes a viernes de 2 a 6 p.m.

Al lado del despacho, está la Capilla del Santísimo, para los que quieran venir a estar con el Señor en la Eucaristía a lo largo del día. Está abierto de 7a.m. a 7 p.m.

INSCRIPCIONES PARA PRIMERA COMUNIÓN Y CONFIRMACIÓN

Inscripciones para Catequesis de Primera Comunión y Confirmación, en el despacho parroquial y al final de las misas del Domingo.

Requisitos: Niños de 8 años o tercero de primaria en adelante para Primera Comunión y jóvenes a partir de los trece años para Confirmación.

La Catequesis de Primera Comunión será los domingos, inicia con la Misa de las 9 en el Templo. La de Confirmación: los sábados a la 1 p.m. en el salón parroquial.

HIMNO GLORIA

Gloria a Dios en el Cielo y en la Tierra Paz a los Hombres que ama el Señor.

Por tu inmensa Gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias Señor Dios Rey Celestial Dios Padre Todopoderoso.

Señor Hijo Único Jesucristo. Señor Dios Cordero de Dios Hijo del Padre. Tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros.

Tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica.

Tú que estás sentado a la Derecha del Padre ten piedad de nosotros.

Porque sólo tú eres Santo sólo tu Señor, sólo tu Altísimo Jesucristo, con el Espíritu Santo en la Gloria de Dios Padre. Amén.

NUEVO TEMPLO

Si quiere apoyar la obra del templo, puede consignar su ayuda en la cuenta de ahorros de BBVA: 540116134 o Davivienda: 540116134 a Nombre de Parroquia San Maximiliano Kolbe.

El recibo de la consignación lo puede llevar al despacho parroquial para que les den su recibo o dejar en la alcancía del Templo para llevar el control de estas ayudas. "Dios que ve en lo escondido, los recompensará".


Todos los Boletines: