Parroquia San Maximiliano Kolbe - Bogotá

Buenas Noticias - Boletín Parroquial

May 06 de 2012 y May 13 de 2012

Domingos V y VI de Páscua

EDITORIAL

Como es sabido, en próximos días, la Corte Constitucional deberá proferir sentencia en mérito a la adopción de menores por parejas conformadas por personas del mismo sexo. He observado con perplejidad que dicho Tribunal, en recientes decisiones en materia de familia y vida, ha ido en contravía de una sana y correcta interpretación de nuestra Constitución. En contravía, también, de los auténticos valores que dignifican a la persona humana y contribuyen al progreso de la sociedad.

Nada tiene la Iglesia contra los homosexuales o contra el reconocimiento de sus legítimos y auténticos derechos. Con amor materno, la Iglesia acoge a todos los hombres y mujeres, sea cual sea su condición. Sabemos bien que, con independencia de su orientación e incluso de su comportamiento sexual, toda persona humana tiene la misma dignidad fundamental, el mismo valor ante Dios y ante el Estado.

Es precisamente por respeto a esta gran dignidad, que debemos oponernos activamente a la despenalización progresiva del aborto, al matrimonio entre personas del mismo sexo o a la adopción de menores por parejas homosexuales. No podemos permanecer pasivos ante el continuo atropello de nuestros valores. La Corte Constitucional tiene el deber de velar por la integridad y supremacía de la Carta Magna (art. 241) pero no puede apropiarse la competencia de modificarla con interpretaciones acomodaticias, fruto de una ideología contraria al orden natural, a la dignidad auténtica de la persona humana y al querer del constituyente primario de 1991.

La familia, célula esencial y columna de la sociedad colombiana, ha sido duramente afectada por las decisiones del Alto tribunal que, paulatinamente, ha querido modificar su naturaleza esencial. Para ello, se ha llegado a desconocer la definición constitucional de familia, consagrada en el artículo 42 de nuestra Carta Magna como unión de hombre y mujer. Definición que no permite ambigüedad alguna en su interpretación. Del mismo modo, la Corte ha venido desconociendo el espíritu del artículo 11 de nuestra Constitución, ampliando progresivamente la injusta despenalización del aborto.

Como Pastor de la Iglesia y ciudadano, con todo respeto, debo decir que la Corte Constitucional se está extralimitando en sus funciones. No sólo no está cuidando la integridad y supremacía de la Carta Magna sino que la está modificando, legislando de espaldas al sentir del pueblo, de quien deriva toda su legitimidad.

Por ello, queridos hermanos, es necesario, abandonar el letargo para defender, con vigor y coherencia, la vida y la familia, los derechos de los menores, que prevalecen frente a los derechos de los demás (art. 44), abriendo un debate nacional que lleve al pueblo colombiano a decidir, con libertad y en consciencia, el tratamiento que quiere dar a estos temas.

El Estado Social de Derecho tiene el deber de respetar los valores éticos y sociales de sus ciudadanos. Las últimas decisiones de la Corte Constitucional en materia de vida y familia, por el contrario, han desconocido el sentir de la mayoría del pueblo colombiano. Creo que decisiones de tanta trascendencia para la vida nacional deberían ser tomadas en espacios políticos más abiertos a la sana discusión de ideas, más representativos de los ideales democráticos de la Nación, más cercanos a las reales preocupaciones del pueblo colombiano.

Dada la incertidumbre existente y los precedentes, ante la decisión que la Corte deberá tomar en pocos días, los invito queridos hermanos y hermanas, colombianos de buena voluntad, a mantenerse vigilantes y atentos, dispuestos a defender la vida y la naturaleza auténtica de la familia.

Dios Todopoderoso los bendiga y los proteja,

+ Juan Vicente Córdoba Villota, S.J.
Obispo de Fontibón

EL EVANGELIO DEL DOMINGO EN CASA

MAYO 6 DEL 2012-DOMINGO QUINTO DE PASCUA
Hechos 9,26-31; Salmo 22; 1 Juan 3,18-24; Juan 15,1-8

MEDITACION

Jesús dijo que sus discípulos serían reconocidos por sus frutos, y hoy nos recuerda que la única forma eficaz y verdadera de dar fruto es permanecer en Él.

Permanecer en Cristo es mantenerse en constante contacto con Él a través de sus múltiples formas de presencia: Palabra, vida, eucaristía, amor...

Hay personas que admiran a un Jesús total y exclusivamente humano: el Jesús revolucionario, radical, arriesgado,... pero todos esos aspectos no agotan ni mucho menos al auténtico rostro de Dios. Cuando ahondamos en la intimidad con el Maestro descubrimos que nuestra vida no se queda solamente en la admiración estéril sino que se convierte en un impulso de vida. Escuchar el latido del corazón de Dios para llevar ese calor y ese amor al mundo, esos son los frutos de quien permanece en Jesús.

"Dar frutos" es vivir la vida del auténtico discípulo.

Los frutos del cristiano no deben ser "hacer cosas" o ser "muy trabajador del Evangelio". Nos llenamos muchas veces de ocupaciones pastorales pensando que en nuestra atareada agenda estamos dando frutos cristianos. Puede ser que un agente de pastoral se pase todo el día ocupadísimo, o que haga un fructífero trabajo social, pero ¿son esos los frutos de los que nos habla Jesús?

Dar fruto según Jesús no es ser muy laborioso pastoralmente hablando. Sin duda que una persona que se tome en serio el Evangelio de seguro que se entregará apasionadamente a su difusión. Los frutos de Jesús es llevar a la persona al encuentro con Él. Pastoralmente es una referencia imprescindible el saber que dar frutos en el Señor es acercarnos y permanecer en Dios para que otros se puedan encontrar y acercar a Dios.

Nos contentamos con hacer cosas con la mejor buena intención, pero ¿Te has preguntado alguna vez cuántas personas se han acercado a Dios gracias a tu unión y tu trabajo en el Señor?

Hay agentes de pastoral que se entristecen porque no "ven los resultados" de sus trabajos, es como si los frutos no salieran a la luz. Pensamos con una mentalidad bastante materialista y creemos que donde no vemos no existen frutos. Los que piensan así se ahorrarían muchas tristezas si cayeran en la cuenta que lo que Dios va haciendo en el interior de una persona no se ve, pero va germinando en la oscuridad y en la profundidad de cada corazón. Pensar que los frutos son solamente externos es empobrecer la acción del Espíritu Santo actuante en cada una de las acciones que hacemos en el nombre del Señor.

Cada persona que permanece en Jesús puede hacer también lo que el Señor hizo. La relación del cristiano con Dios es la de una profunda y sincera amistad que es para compartir con los demás.

Los frutos no son solamente para los que nos rodean. También nuestra cercanía al Señor produce en nosotros abundantes cosechas del amor que Dios nos tiene. Si sembramos bien en nuestro corazón tendremos también frutos en él para repartir a los demás.

MAYO 13 DEL 2012-DOMINGO SEXTO DE PASCUA
Hechos 10,25-26; Salmo 98; 1 Juan 4,7-10; Juan 15,9-17

MEDITACION

¿Cuántos son los mandamientos?

A los niños de la parroquia les enseñamos a la hora de contestar esta pregunta, que los mandamientos son "diez más uno". Fíjate que no decimos "once"; decimos que a los diez mandamientos de la ley de Dios se ha añadido uno más que engloba los anteriores. Quien ama al otro no le miente, no le roba, no le mata... La ley del amor engloba todo el bien que podemos hacer y el que hacemos a los demás.

En nombre del amor en sus distintos niveles se han cometido todo tipo de barbaridades. Jesús nos indica que el amor de verdad, el que de verdad procede de Dios, es un amor que produce frutos de bondad.

Vivimos en el mundo donde se nos invita a centrarnos en el yo de una manera egoísta y cerrada. El yo que quiere ser uno mismo sin tener en cuenta a los demás. El yo que quiere imponerse. El yo que quiere surgir caiga quien caiga. La fe en Jesús es la exaltación del "Tú". El amor al que el Señor nos invita es una relación amistosa con Dios y con los demás.

Hoy el prójimo está eclipsado por el "yo". No es malo que nos detengamos ante nuestra propia realidad, que nos examinemos interiormente con frecuencia, y que mantengamos ese tan necesario diálogo interior con nosotros mismos. Tenemos que dedicarnos tiempo al "yo", pero que no nos absorba totalmente. Las personas que viven excesivamente pendientes de sí mismas tarde o temprano caerán en neurosis y angustias de todo tipo. El ser humano está llamado a mirar y vivir en su exterior para completarse en su interior.

La vida de intimidad con Dios no significa un aislarse del mundo circundante. La vida contemplativa es llevar al interior del monasterio y del corazón las realidades del mundo para transformarlas desde la oración y la reflexión en el Señor.

Jesús es el que escogió a sus discípulos. Puede ser que en algunas ocasiones oigas a alguien decir que cree en Dios , o que se ha peleado con Dios por distintas razones. No debemos olvidar nunca que no somos nosotros quienes hemos escogido al Señor, ha sido Él quien nos ha llamado. La vida cristiana es ni más ni menos que la respuesta al amor de Dios que nos ha llamado a la fe, una respuesta que no debe ser desde el miedo ni la tensión de quien se siente amenazado. La respuesta al amor de Dios debe ser el amor a Él y a los demás, como amigos y hermanos. El amor borra las distancias y establece la igualdad que es la condición de la amistad.

Jesús nos ha escogido para el amor, para que nos amemos unos a otros, no para discutir, pelearnos, criticarnos... El cristiano debe vivir de tal manera que enseñe a los que le rodean lo que es el amor a Dios y a los demás. El ejemplo de cómo debe ser y vivirse ese amor nos lo dio Jesús: "como yo les he amado".

El Señor nos ha comunicado la intimidad con Dios, nos ha dado acceso a su pensamiento y nos ha abierto su corazón. Esta relación amistosa no es para que nos convirtamos en personas obsesivas, llenas de trampas interiores. Jesús nos salva incluso en lo más profundo de nuestra intimidad, de ahí que nuestra relación con Él sea de amistad profunda.

AVISOS DE NUESTRA PARROQUIA

• COLECTA DEL BUEN PASTOR. Hoy hacemos la colecta del Buen Pastor para apoyar a la caja de auxilios del clero, que sostiene a los sacerdotes ya jubilados con una pensión y que está en una difícil situación.

• CELEBRACION EN HONOR A LAS MADRES. El domingo 13, a las 12 m., ofrecemos la eucaristía y el homenaje amoroso a nuestras madres. Las esperamos “muy tiesas y muy majas.”

• DIEZMO PARA EL SEÑOR. Al concluir las Eucaristía habrá unas personas disponibles para inscribir a quienes desean desde este año hacer su aporte anual del diezmo, lo que seguramente ayudará a impulsar muchas de las tareas evangelizadoras de nuestra parroquia, así como la realización de obras materiales como la de nuestro futuro nuevo templo parroquial y centro pastoral.

• VIDA ASCENDENTE. A nuestros adultos mayores los invitamos de nuevo al grupo de vida ascendente los días viernes, de 3 a 5 p.m.

• VIGILIA DE PENTECOSTES. El sábado 26 de mayo celebraremos nuestra VIGILIA DE PENTECOSTÉS, a las 7 p.m.

• EL PAN COMPARTIDO. Ha descendido el termómetro de la caridad y ha disminuido notablemente la ayuda del PAN COMPARTIDO. Que nos disminuya en nosotros el entusiasmo por servir y ayudar a las necesidades de los más pobres.

imagen del pan compartido

EL PAN QUE NO COMPARTES:

El pan que te sobra, es el pan del hambriento;

El vestido colgado en tu ropero, es el vestido del que está desnudo;

Los zapatos que no te pones, son los zapatos del que está descalzo;

El dinero que tienes guardado, es el dinero del necesitado;

La obra de caridad que no realizas es la injusticia que cometes.

San Basilio Magno

“DANOS HOY NUESTRO PAN DE CADA DIA”
…oramos todos los días…
CUANDO PEDIMOS EL PAN NUESTRO,
pedimos no solo para nosotros…
ES TAMBIÉN EL PAN PARA QUIENES NO LO TIENEN
y que pueden recibirlo de nuestras manos.

¿ESTE DOMINGO TRAJISTE EL PAN MATERIAL PARA QUIENES NO LO TIENEN?

¿TE ACORDASTE, CON LA MEMORIA DE LA CARIDAD, QUE HAY EN MEDIO DE NOSOTROS QUIENES PADECEN HAMBRE?


El PAN que te sobra en tu mesa

LE PERTENECE A LOS MÁS POBRES.

CAMPAÑA PARROQUIAL DEL PAN COMPARTIDO

NUEVO TEMPLO PARROQUIAL

Nuestro proyecto: ¿en qué vamos?

Después de haber presentado al Señor Arzobispo, Rubén Salazar, las dos alternativas relacionadas con el futuro proyecto del templo parroquial, Monseñor Rubén ha aprobado que se construya el nuevo templo en el lote del que disponemos, y que pertenece ya en propiedad a la parroquia. En esta alternativa se respetará la casa parroquial, aunque se afecte menormente para la obra del templo y centro pastoral.

El camino a seguir será avanzar en la elaboración del proyecto arquitectónico y luego en conseguir la licencia de construcción, tareas que pueden tomar unos 8 meses aproximadamente. Así es que esperamos que a finales de este año o comienzos del 2013 podremos iniciar la obra tan esperada y deseada por todos.

ORACIÓN PARA IMPLORAR FAVORES POR INTERCESIÓN DEL BEATO JUAN PABLO II, PAPA

Oh Trinidad Santa, te damos gracias por haber concedido a la Iglesia al Beato Juan Pablo II y porque en él has reflejado la ternura de tu paternidad, la gloria de la cruz de Cristo y el esplendor del Espíritu de amor.

El, confiando totalmente en tu infinita misericordia y en la maternal intercesión de María, nos ha mostrado una imagen viva de Jesús Buen Pastor, indicándonos la santidad, alto grado de la vida cristiana ordinaria, como camino para alcanzar la comunión eterna contigo.

Concédenos, por su intercesión, y si es tu voluntad, la gracia que imploramos, con la esperanza de que sea pronto incluido en el número de tus santos. Amén.

Padrenuestro, Avemaría, Gloria.


Todos los Boletines: