Parroquia San Maximiliano Kolbe - Bogotá

Buenas Noticias - Boletín Parroquial

January 15 de 2012 y January 22 de 2012

DOMINGOS SEGUNDO Y TERCERO DEL TIEMPO ORDINARIO

EDITORIAL

LA CRUDA REALIDAD

Volver a la cruda realidad en el comienzo de un año nos pone ante la evidencia de que la “droga” de las vacaciones que nos hace escapar de las dificultades de la vida cotidiana se nos agotó y que ahora toca emprender la cuesta de enero con todas sus nuevas exigencias, y los gastos que vienen y las tareas aplazadas que ahora sí, decimos, vamos a cumplir. Y ante este panorama que nos puede desalentar y mirar con añoranza el pasado reciente, nos queda seguir algunos consejos para crecer y madurar espiritualmente con la ayuda de Dios:

#1 Incluye a Dios en la toma de decisiones.
Desde niños aprendemos por medio de la instrucción que nos dan nuestros padres.
De igual modo, crecemos espiritualmente en la medida en que aprendemos a seguir las instrucciones de Dios, en que acudimos a Él en oración y aplicamos los principios espirituales de Su Palabra a nuestras decisiones.

#2 Ejercita tu Fe y vívela en comunidad.
Así como la experiencia enseña mucho, pues sufrimos las consecuencias de nuestras decisiones erróneas y vemos premiadas las acertadas, nuestro crecimiento espiritual se acelera cuando nuestra fe es puesta a prueba y tomamos conciencia de que en ella se encuentra la solución a los problemas de la vida.

#3 Bríndate a los demás, comparte, se solidario.
Al olvidarnos de nosotros mismos y dedicarnos a satisfacer las necesidades de los demás y a hacerlos felices, nos convertimos en conductos de amor de Dios para esas personas. Así, en la medida en que nos entregamos al prójimo, Dios nos reabastece. (Lucas 6,38)

#4 Reconoce tus puntos flacos y esfuérzate por superarlos.
Todos tenemos aspectos en que podemos mejorar.
Se trata de un hecho general que la mayoría de la gente acepta sin mucha oposición. La cosa se pone más difícil cuando identificamos nuestras debilidades, y en particular cuando intervienen otras personas. Reconocer nuestras flaquezas nos resulta embarazoso aunque lo hagamos en privado o a solas con Dios. Pero cuando somos capaces de admitirlas humildemente ante los demás y nos mostramos dispuestos a que nos ayuden -con consejos, recordatorios y oraciones-; es como si tomáramos el carril más rápido para crecer espiritualmente.

#5 Acepta nuevos retos.
Dada la naturaleza humana, es fácil encasillarnos a nosotros mismos y limitar lo que somos capaces de hacer, sobre todo al ir entrando en años. El problema es que con esa actitud se anquilosa nuestro crecimiento. Cuando nos cerramos a considerar nuevos datos y nuevas ideas, dejamos de crecer intelectualmente. Al aislarnos, dejamos de crecer emocionalmente. Y cuando nos mostramos poco dispuestos a aceptar nuevos retos, dejamos de crecer intelectual, emocional y espiritualmente. Pero para progresar hay que fijarse nuevos objetivos. En este año 2012 Dios puede ayudarte a ser más como quieres ser. Mejor aún: Él puede ayudarte a ser más como Él quiere que seas. Si haces tu parte, Él te ayudará a progresar paso a paso, pues Él te ama.

P. CARLOS SANTIAGO GRAANDOS R.
Párroco

EL EVANGELIO DEL DOMINGO EN CASA

ENERO 15 DEL 2012 – DOMINGO SEGUNDO DEL TIEMPO ORDINARIO

Samuel 3, 3b-10. 19; Salmo 39; Juan 1, 35-42

Ha finalizado el tiempo de Navidad. Se ha hablado de la Epifanía: la de los Magos de Oriente y de la manifestación de Jesús con motivo de su Bautismo, en el que «vino una voz del cielo, que decía: Este es mi Hijo, el predilecto». Hoy el evangelio de san Juan nos presenta una nueva epifanía, una manifestación personal de Jesús a sus primeros seguidores. Es un texto entrañable, cargado de humanidad, que marcó la vida de estos dos discípulos. Puntos a resaltar:

Cordero que quita el pecado del mundo
Vivimos en tiempos convulsivos, y la gente, de una forma u otra, se pregunta: ¿Quién nos puede iluminar el camino? ¿Quién nos puede salvar? La comunidad cristiana, partiendo de su propia experiencia, reconoce, señala y comunica a Jesús como el cordero que quita el pecado del mundo, el que inaugura y realiza el éxodo definitivo, la liberación de los Egiptos y faraones actuales.

Ahora bien, la comunidad cristiana solo será creíble si ella misma aparece como comunidad liberada de los ídolos que están esclavizando y oprimiendo al mundo: el poder y todo tipo de autoritarismo, muchas veces camuflado con ropaje religioso sino también la riqueza del espíritu, mucho más dañina incluso que la material, ya que crea, margina y condena a los pecadores, es la riqueza del fariseo, y todo tipo de triunfalismo y grandeza al estilo del mundo.

Amigos de Jesús
Escuchando el testimonio de Juan: «este es el cordero de Dios que quita el pecado del mundo», sus dos discípulos deciden seguir a Jesús. Seguir a Jesús indica el deseo de vivir con Él y como Él, adoptar sus objetivos y colaborar en su misión. El verbo «seguir» expresa la respuesta de los discípulos a la declaración de Juan: han encontrado lo que buscaban.

El anuncio de la salvación cristiana solo puede ser hoy significativa, si responde a los anhelos, expectativas y a las profundas preguntas de los hombres y mujeres de nuestro tiempo. A la pregunta de Jesús: «¿Qué buscáis?», contestan los discípulos: «Maestro, ¿dónde vives?». «Venid y lo veréis», les invita a que lo vean por ellos mismos, experimenten la convivencia con Él. Es en ella donde han encontrado la respuesta a su búsqueda.

Para el discípulo, lo primero es entrar en la zona donde está Jesús: «quiero que también ellos ... estén conmigo donde estoy yo, para que contemplen mi gloria». Jesús reside en la zona, donde Él ha acampado: entre los hombres; es ahí donde brilla su gloria. Así describe el evangelista al discípulo: el que está unido a Jesús por un vínculo de profunda amistad.

Nueva comunidad
En este primer episodio nos describe Juan no solo el modelo del encuentro con Jesús, sino que comienza la nueva comunidad, que marca el fin de la antigua y se ofrece como alternativa. Hay un detalle importante: de los dos discípulos el evangelista solo identifica a uno. El otro no se menciona, ni se identifica en todo el evangelio, se nos muestra como el tipo de la comunidad: el discípulo que se queda con Jesús para no separarse más de Él; el discípulo que convive con Jesús es objeto de su amor y se siente amado por Él.

EL EVANGELIO EN LA CASA

Ambientación
Está apareciendo un clamor generalizado de que necesitamos un cambio profundo, tenemos necesidad de ser salvados. Clamor, que no parte desde ninguna ideología, sino de un malestar y una queja por el funcionamiento de nuestra sociedad.

Nos preguntamos
Pero, ¿dónde está esta salvación? ¿Quién puede dar noticia de ello? ¿Quién la conoce?

Escuchamos la Palabra: Juan 1,35-42.

Nos dejamos iluminar
El evangelio nos recuerda que la comunidad cristiana nace de la experiencia del encuentro con Jesús como el cordero que quita el pecado del mundo. Y la evangelización comienza como consecuencia de esta experiencia. ¿Dónde podemos encontrarnos hoy con Jesús? Señala algún lugar especial...

Seguimos a Jesucristo hoy
Hoy, creo, que un punto básico del testimonio cristiano es mostrar a la gente dónde podemos encontrarnos con el Señor y lo mostramos, no con razonamientos, sino por experiencia. Silencio y comunicar la oración.

ENERO 22 DEL 2012 – DOMINGO TERCERO DEL TIEMPO ORDINARIO

Jonás 3,1-5.10; 1 Corintios 7,29-31; Marcos 1,14-20

Con miras bastante estrechas, en muchas ocasiones a los creyentes se nos considera personas apegadas a una serie de tradiciones pretéritas, a costumbres y modos de comportamiento de otra época. Es frecuente la identificación del cristianismo con la historia, en un sentido casposo: con un pasado estanco, que dice muy poco, a un presente frenético. Ahora bien, tener una página web en la parroquia o en la diócesis no nos sube al carro de una sociedad que siempre corre más deprisa.

Reparar las redes
Jesús sabía muy bien, como buen amigo de pescadores, que después de realizar la faena, al recalar la barca en la orilla, es necesario repasar y reparar las redes, tal y como hacían los hijos de Zebedeo. Sabía también de esas otras redes que cautivan los deseos y los sentimientos de las personas, porque Él mismo fue un maestro en el arte de la pesca de hombres. Puesto que los hombres no se pescan como los peces, en contra de su voluntad, las redes más eficaces son las que atienden a los anhelos más íntimos de las personas. Jesús repara las redes con que los hombres se ligan entre sí para humanizarlas profundamente y, al mismo tiempo, acercarlas a Dios. Estar en red, para un cristiano del siglo XXI, significa vivir en las circunstancias del presente (y en su frenesí) pero reparando los hilos, como hacía Jesús. Es preciso dotar de más humanidad y de más divinidad nuestras redes, también las que no entendemos pero en las que estamos inevitablemente inmersos.

El Reino de Dios está llegando
Pero Jesús no se limitó a adaptarse a su tiempo y hacer arreglos o apaños en el tejido social de sus contemporáneos. Su llamada a la subversión pasaba por el anuncio del «Reino de Dios que está llegando>>. La subversión pasa por la conversión; la libertad social por la libertad personal. El anuncio del Reinado de Dios, de la inmediatez de su llegada, es un código, pero esta vez sin encriptar ni pixelar. Es un anuncio explícito, una noticia en crudo, que no solo conecta con la curiosidad humana sino con los anhelos y esperanzas más auténticos de los seres humanos. Es el Evangelio o buena noticia: que el Dios inmensamente bueno, entrañablemente amoroso y profundamente justo viene ya a reinar en el mundo y reconciliarlo consigo mismo, reparando totalmente sus redes.

Dejar las redes
Conversor y subversor, que convierte y que subvierte; este mensaje de la fe («creed en el Evangelio») es en verdad una llamada a la libertad. Es la llamada que Jesús hizo a Simón, a Andrés, a Santiago, a Juan y a toda persona que Él cruza en su camino. «Dejar- las redes»- no equivale a evadirse del mundo y sus redes (fuga mundi) sino a comprometerse con él (el mundo) comprometiéndose con Él (el Salvador del mundo). Las redes se dejan para seguir a la auténtica fuente de libertad que impulsa, con su mensaje escatológico y revolucionario, la liberación de moscas y arañas, apresadas contra su auténtica voluntad en redes (sociales, informativas, tecnológicas, globales) todavía poco divinas y aún menos humanas.

EL EVANGELIO EN LA CASA

Ambientación
Seguramente todos repasamos nuestras redes. Es decir, que intentamos vivir como personas de bien y colaborar en el funcionamiento de nuestras redes: familiares, laborales, vecinales, eclesiales, redes de amigos ... Es allí, en medio de nuestras vidas, donde Jesús se acerca hoy.

Nos preguntamos
Te encuentras enredado por muchos lados, ligado a diferentes personas y colectivos. ¿Cuáles de ellos necesitan ser reparados? ¿Por qué'

Proclamamos la Palabra: Marcos 1,14-20.

Nos dejamos iluminar
Como a sus primeros discípulos, Jesús sigue buscándonos entre “faena” y ”faena” de la vida para anunciarnos una noticia que sobrepasa cualquier expectativa: el Reino de Dios. ¿Puedes oír el anuncio? ¿Puedes sentir su inmediatez? ¿Vibras con su promesa?

Seguimos a Jesucristo hoy
El mensaje de la llegada del Reino de Dios habla de sincera liberación. ¿Te sientes libre en el seguimiento de Jesucristo? ¿Te dan ganas de ayudar a otros, a los que forman tus redes, a ser más libres también?

AVISOS DE NUESTRA PARROQUIA

• NUEVOS HORARIOS DE EUCARISTÍAS EN ATABANZA. Este año 2012 se celebrará únicamente la misa en Atabanza IV los domingos segundos y cuartos de mes, a las 10.30 a.m. La misa en Atabanza II se cancela de manera definitiva.

• INSCRIPCIONES PRIMERAS COMUNIONES Y CONFIRMACIONES. Ya están abiertas las inscripciones para la catequesis de preparación de PRIMERA COMUNIÓN Y CONFIRMACIÓN. Los requisitos son: para primera comunión 8 años cumplidos o estar ya en el grado tercero de primaria. Para conformación: tener 14 años cumplidos o próximos a cumplir. La inscripción se hará en el despacho parroquial y deben presentar en ambos casos las partidas de bautismo y cancelar el valor de la inscripción que es de $ 25.000

• VISITA DE LAS RELIQUIAS DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II. El día 20 de este mes en la Catedral Primada nos visitará una reliquia del beato Juan Pablo II (su sangre). A las 11 a.m. habrá una meditación sobre el sentido del sufrimiento en Juan Pablo II y a las 12 m. una misa concelebrada. El día 21 de enero en la Parroquia de María Reina (Kra. 17 No. 22D-43) a las 9 a.m. habrá una Eucaristía solemne.

• EL PAN QUE NO COMPARTES. Que el nuevo año lo hayamos recibido con el propósito de aumentar nuestra generosidad con nuestros hermanos que esperan la caridad de nuestras manos y nuestros corazones. Por eso, según la grandeza y largueza del corazón, demos con alegría para aliviar las necesidades de nuestros hermanos.

imagen del pan compartido

EL PAN QUE NO COMPARTES:

El pan que te sobra, es el pan del hambriento;

El vestido colgado en tu ropero, es el vestido del que está desnudo;

Los zapatos que no te pones, son los zapatos del que está descalzo;

El dinero que tienes guardado, es el dinero del necesitado;

La obra de caridad que no realizas es la injusticia que cometes.

San Basilio Magno

“DANOS HOY NUESTRO PAN DE CADA DIA”
…oramos todos los días…
CUANDO PEDIMOS EL PAN NUESTRO,
pedimos no solo para nosotros…
ES TAMBIÉN EL PAN PARA QUIENES NO LO TIENEN
y que pueden recibirlo de nuestras manos.

¿ESTE DOMINGO TRAJISTE EL PAN MATERIAL PARA QUIENES NO LO TIENEN?

¿TE ACORDASTE, CON LA MEMORIA DE LA CARIDAD, QUE HAY EN MEDIO DE NOSOTROS QUIENES PADECEN HAMBRE?


El PAN que te sobra en tu mesa

LE PERTENECE A LOS MÁS POBRES.

CAMPAÑA PARROQUIAL DEL PAN COMPARTIDO

ORACIÓN PARA IMPLORAR FAVORES POR INTERCESIÓN DEL BEATO JUAN PABLO II, PAPA

Oh Trinidad Santa, te damos gracias por haber concedido a la Iglesia al Beato Juan Pablo II y porque en él has reflejado la ternura de tu paternidad, la gloria de la cruz de Cristo y el esplendor del Espíritu de amor.

El, confiando totalmente en tu infinita misericordia y en la maternal intercesión de María, nos ha mostrado una imagen viva de Jesús Buen Pastor, indicándonos la santidad, alto grado de la vida cristiana ordinaria, como camino para alcanzar la comunión eterna contigo.

Concédenos, por su intercesión, y si es tu voluntad, la gracia que imploramos, con la esperanza de que sea pronto incluido en el número de tus santos. Amén.

Padrenuestro, Avemaría, Gloria.

OREMOS Y COLABOREMOS

Está más cercano el día en que, por fin, podamos dar comienzo a la obra de nuestro nuevo templo parroquial y centro pastoral. Pero se hace necesario que no abandonemos la oración confiada y nuestro apoyo material para que sea más pronto el día en que nos reunamos, como una sola comunidad, en nuestro futuro nuevo templo.


Todos los Boletines: