Parroquia San Maximiliano Kolbe - Bogotá

Buenas Noticias - Boletín Parroquial

January 01 de 2012 y January 08 de 2012

DOMINGOS DEL TIEMPO DE NAVIDAD

EDITORIAL

AÑO BISIESTO

Ya hay quienes estarán preparando toda la indumentaria y los ritos para recibir el año 2012, año bisiesto, que lo único que tendrá de diferente es que tiene un día más. Pero los profetas del desastre, que además están pensando en la profecía maya (no de la abeja maya, la amiga de Willy, etc.) que según algunos ha pronunciado el fin del mundo para el 21 de diciembre, estarán preparado la parafernalia de las maletas, las uvas, la ropa interior amarilla, la lectura del tarot, las predicciones del mago aquel o de la bruja aquella, que nos hacen ver como unos pobres inmaduros espiritualmente hablando.

Por ello pensamos que Dios es el autor del tiempo y lo trasciende. Que se hizo unos de nosotros en el tiempo y en el espacio, que nos hizo entender que la única predestinación del hombre es su salvación eterna en Cristo. Por ello un cristiano rechaza la tentación de la superstición y las prácticas que lo harían ver como alguien que no se ha dejado atraer en su corazón a quien es fuente de amor y de poder para hacer frente a las adversidades y problemas de la vida.

Iniciar un nuevo año es estar colmados de la esperanza que Dios pone en nuestros corazones y que nos hace desistir de creer que el hombre es el único dueño y señor de su vida y su futuro.

Iniciar un nuevo año significa poner en manos de Dios mis caminos, mis decisiones y resoluciones. Implica poner a Dios como el Señor que dirige m,i vida y mis acciones para gloria de su nombre y bendición de mi vida y la de los demás.

Iniciar este año 2012 para nuestra parroquia ha de ser la seguridad de que este año llevará ala madurez los proyectos que nos hemos propuesto realizar: seguir edificando una comunidad de fe y amor, sobre el fundamento de nuestro plan pastoral; fortalecer los procesos comunitarios y crear más espacios de comunión y participación; iniciar por fin las obras que nos llevarán a la construcción del nuevo templo parroquial y el centro pastoral.

El nuevo año de 2012 nos vinculará más con el PLAN DE EVANGELIZACIÓN de nuestra Iglesia arquidiocesana y éste servirá, a la vez, para fortalecer y mejorar nuestro plan pastoral. El nuevo año debe hacer de nuestra parroquia una comunidad servidora, que se dedica con mayor entrega a las necesidades de los más pobres y necesitaos. Una comunidad que trabajará más en la formación de los agentes de pastoral y al desarrollo de nuevos métodos de evangelización.

¡Recibamos el año nuevo 2012 con alegría y esperanza!

P. CARLOS SANTIAGO GRAANDOS R.
Párroco

EL EVANGELIO DEL DOMINGO EN CASA

ENERO 1 DEL 2012 – SOLEMNIDAD DE SANTA MARÍA, MADRE DE DIOS

Números 6,22-27; Salmo 66; Gálatas 4,4-7; Lucas 2,16-21

Año nuevo, ¿vida nueva?

De forma habitual nos felicitamos el comienzo del año con el saludo «Feliz año nuevo». Pero, ¿es una afirmación o es un deseo? Si es una afirmación, podríamos pecar de ingenuos o de inconscientes, pues si miramos el panorama que nos rodea no podemos hacer alegremente esta afirmación, aunque en nuestra vida siempre hay motivos de felicidad. Si es un deseo, la cosa cambia, pues ¿quién no felicitaría a un amigo o un familiar deseándole todo lo mejor? Por otra parte, debemos afrontar la pesada carga de la rutina: más de lo mismo.

Con cierta soma recordamos el dicho castellano “año nuevo, vida nueva”. Con este panorama parece que la felicitación inicial se quede en eso, en solo buenas intenciones. Un año nuevo se abre ante nosotros y de nosotros depende, en buena parte, que todo siga igual y que, si Dios quiere, el próximo año nuevo no volvamos a repetir esta vieja cantinela. ¿Por qué no creer en nuestras posibilidades y en las posibilidades de la humanidad?

¿Acaso no celebramos cada año en Navidad el nacimiento del Hijo de Dios, y en la Pascua que Cristo está vivo, y en Pentecostés que el Espíritu lo renueva todo? ¿O somos creyentes que no creemos en el poder de Dios?

Motivos para bendecir

La novedad que debemos aportar los cristianos a este mundo es la fe y la esperanza. La fe en Dios, que no solo existe, sino que está presente en nuestra vida y en la historia. La fe en Dios y en el hombre nuevo en el que creemos, no por nuestras fuerzas, sino por la Resurrección del Hijo de Dios. La primera lectura de hoy recuerda la bendición que, por orden del mismo Dios, Aarón y sus sucesores debían pronunciar sobre el pueblo. ¡Dios nos bendice y nosotros debemos bendecir a Dios.

La actitud cristiana es la de buscar el bien, exigir el bien, querer el bien, pronunciar palabras de bien pidiéndoselas a Dios. Un bien para todos, no exclusivo ni exclusivista porque Dios es para todos (estas palabras suenan a ”contraculturales” -en una sociedad que te vende los productos como “exclusivos”). Hay que bendecir a Dios por cosas sencillas y con frecuencia diarias, como la salud, la vida, los amigos, la fe, el cariño ... como bendicen y alaban a Dios los pastores del evangelio de hoy. Pero hay que pedir la bendición de Dios para las cosas que nos importan a todos: la conversión de los corazones a la justicia y a la paz; aprender a ver al hombre como lo que es en verdad, •hijo de Dios''• Hay que educar la vista para aprender a bendecir y hay que aprender a ser una bendición para los demás.

Jesús significa «Salvador»

En la cultura semítica el nombre es muy importante pues tiene que ver con la identidad y el futuro de esa persona. El nombre que le imponen a Jesús significa “Salvador”. Jesús es el hijo nacido de una mujer (hoy celebramos a Santa María Madre de Dios), y Jesús es el Hijo amado del Padre. Nuestra condición humana no es la de ser esclavos de nada ni de las constelaciones estelares, ni de otros hombres. Somos “hijos amados” por eso podemos afrontar el año nuevo en forma distinta y por eso podemos bendecir con alegría a Dios.

Ambientación. Al comenzar el año todos tenemos proyectos, ilusiones que cumplir. Que cada uno piense en qué le gustaría que cambiara su vida este año. ¿Cuentas con la fe como elemento dinamizador de tu vida?

Nos preguntamos. ¿Soy feliz? ¿Bendigo a Dios? ¿Soy una bendición para los demás? ¿Me considero hijo amado de Dios? ¿Creo de verdad que Jesús es el Salvador?

Proclamamos la Palabra. Lucas 2,16-21.

Nos dejamos iluminar.Los pastores, aun siendo de los “excluidos”, son los primeros en anunciar la Buena Noticia de Dios: Jesús es el Salvador del mundo. Este anuncio comienza en las afueras de Belén y los primeros evangelistas son ellos, unos pastores. ¿Somos evangelizadores desde los pequeños o desde los puestos importantes? María lo contempla todo, lo medita. Somos “contemplativos” como María?

Seguimos a Jesucristo hoy.

¿Quién es Jesús para mí? ¿Cómo vivo su experiencia en mi vida y cómo lo comunico? ¿Vivimos una fe alegre y profunda en el misterio de Jesús, que nos hace “hijos en el Hijo”?

ENERO 8 DEL 2012 – SOLEMNIDAD DE LA EPIFANIA DEL SEÑOR

Isaías 60,1-6; Salmo 71; Efesios 3,2-3a.5-6

Una estrella para tiempos oscuros

Marcados por la cultura de nuestro tiempo que ha dado al traste con muchas de nuestras seguridades y respuestas. Tocados por la preocupación de un tiempo como el nuestro que no recibe sus propias herencias como una riqueza sino como algo no válido para estos tiempos tecnológicos. Inquietos porque se nos vienen abajo y se tambalean tantas de nuestras seguridades anteriores. Nos parecemos a los habitantes de Jerusalén que, de repente, alguien viene a preguntarnos por lo obvio y no sabemos responderle. Ya se escuchan entre nosotros preguntas como las que los magos de Oriente dirigen a Herodes. Ya sentimos vergüenza, de nuevo, los religiosos de siempre, cuando se nos pregunta por Dios. Indicamos la dirección a Belén sin convencimiento, solo porque lo dicen los escritos.

Errantes, como nuestros padres en la fe que andaban buscando los mejores pastos para sus rebaños, nuestros contemporáneos también nos piden ayuda para que les señalemos la dirección en la que puedan encontrar al Dios que les llene de respuesta vital y alegría existencial. Su pregunta surge del miedo a la disyuntiva que la vida nos pone delante. O encontrarse con Dios y descubrir un sentido de alegría y esperanza. O estrellarse contra la oscuridad y la noche vital por falta de luz, orientación y meta.

Somos la comunidad de la luz

Afortunados con nuestro patrimonio religioso, no podemos dejarlo solo en joya arqueológica que nos habla del pasado. Tocados con la suerte de la pertenencia a la comunidad que ha sentido nacer a Dios en medio del mundo, no podemos quedarnos simplemente preocupados por guardar el tesoro ante quienes quieren participar de él. Debemos ser estrellas que guíen al encuentro, luces que iluminen la noche, antorchas que señalan el camino hacia el Dios que viene a cambiarnos la vida y llenar nuestros vacíos existenciales.

En lugar de ofrecer la imagen seria y preocupada por lo que ocurre deberíamos ser los testigos de la alegría en un mundo tan propenso al pasatiempo pero tan falto de la visión positiva y esperanzada de esta realidad que nos grita y nos habla de Dios.

En algunos países es el día de los regalos porque reflejan la alegría de quien se encuentra con Dios y entiende que todo es secundario al lado de la fe, que es el gran regalo de la vida. Contar con Dios es la base de la confianza en la vida y en la historia. Desde esa convicción podemos volver, como los magos, a la vida de cada día y estar seguros de que nada será igual. Dios forma parte de ella. Se ha hecho presente en Jesús y su apertura es para todos los que andamos por las veredas de este mundo buscando a quien puede ser nuestro gran encuentro, la gran respuesta y la satisfacción de tanta inquietud.

EL EVANGELIO EN LA CASA

Ambientación: Seguro que conocemos a muchas personas que no creen. Les parece imposible creer en tiempos de tanta ciencia que parece explicarlo todo. Les parece, a otros, que buscar lo necesario para vivir cómodamente es una preocupación más realista. Pero late en el fondo de todos o bien la pregunta sin resolver o la insatisfacción de un mundo que no conduce a nada. A los creyentes eso nos afecta también.

Nos preguntamos: ¿Dónde está nuestra seguridad religiosa: en la tradición o en Jesús? ¿No son las dudas y los interrogantes los que nos hacen caminar purificando nuestra imagen de Dios? ¿No es Dios-niño la imagen de la sencillez pero también de quien necesita ser alimentado para que crezca y se ponga al nivel de los adultos? ¿No damos tantas veces la imagen de una religiosidad infantil?

Proclamamos la Palabra: Mateo 2,1-12

Seguimos a Jesucristo hoy: La imagen de unos intelectuales que se topan con un niño parece una contradicción. Ellos, sin embargo, abrieron bien sus ojos y descubrieron que en la sencillez más natural y humana podemos ver a Dios viviendo con nosotros y compartiendo nuestras inquietudes y necesidades.

AVISOS DE NUESTRA PARROQUIA

• HORARIOS EUCARISTIAS NAVIDAD 2011 Y ENERO DEL 2012. Durante las dos primeras semanas de enero no habrá eucaristía a las 7.30 a.m., de lunes a viernes. Los sábados sí habrá celebración en la mañana. En los sectores habrá nuevamente misas a partir del 8 de enero (10.30 a.m. Atabanza y Prado central y 6 p.m. en Niza IX).

• PRIMER JUEVES, VIERNES Y SÁBADO. En enero no habrá hora sacerdotal (primer jueves), exposición del Santísimo (primer viernes) y santo rosario (primer sábado).

• DESPACHO PARROQUIAL. El despacho parroquial estará cerrado hasta el día 11 de enero. Se re-abre el día 12 en el horario normal.

• PAN COMPARTIDO. Ha disminuido mucho la ayuda del PAN COMPARTIDO, y ha crecido el número de familias para atender. Dar para las necesidades de los más pobres hace parte de nuestro ser cristianos. Traigamos la ayuda que requieren nuestras más de 60 familias que se atienden.

“DANOS HOY NUESTRO PAN DE CADA DIA”
…oramos todos los días…
CUANDO PEDIMOS EL PAN NUESTRO,
pedimos no solo para nosotros…
ES TAMBIÉN EL PAN PARA QUIENES NO LO TIENEN
y que pueden recibirlo de nuestras manos.

¿ESTE DOMINGO TRAJISTE EL PAN MATERIAL PARA QUIENES NO LO TIENEN?

¿TE ACORDASTE, CON LA MEMORIA DE LA CARIDAD, QUE HAY EN MEDIO DE NOSOTROS QUIENES PADECEN HAMBRE?


El PAN que te sobra en tu mesa

LE PERTENECE A LOS MÁS POBRES.

CAMPAÑA PARROQUIAL DEL PAN COMPARTIDO

ORACIÓN PARA IMPLORAR FAVORES POR INTERCESIÓN DEL BEATO JUAN PABLO II, PAPA

Oh Trinidad Santa, te damos gracias por haber concedido a la Iglesia al Beato Juan Pablo II y porque en él has reflejado la ternura de tu paternidad, la gloria de la cruz de Cristo y el esplendor del Espíritu de amor.

El, confiando totalmente en tu infinita misericordia y en la maternal intercesión de María, nos ha mostrado una imagen viva de Jesús Buen Pastor, indicándonos la santidad, alto grado de la vida cristiana ordinaria, como camino para alcanzar la comunión eterna contigo.

Concédenos, por su intercesión, y si es tu voluntad, la gracia que imploramos, con la esperanza de que sea pronto incluido en el número de tus santos. Amén.

Padrenuestro, Avemaría, Gloria.

OREMOS Y COLABOREMOS

Está más cercano el día en que, por fin, podamos dar comienzo a la obra de nuestro nuevo templo parroquial y centro pastoral. Pero se hace necesario que no abandonemos la oración confiada y nuestro apoyo material para que sea más pronto el día en que nos reunamos, como una sola comunidad, en nuestro futuro nuevo templo.


Todos los Boletines: