Parroquia San Maximiliano Kolbe - Bogotá

Buenas Noticias - Boletín Parroquial

November 27 de 2011 y December 04 de 2011

Domingos I y II del Tiempo de Adviento.

EDITORIAL

Esperar con los pies en la tierra

Resulta común, por los días cercanos al nacimiento del Señor, que la programación de televisión y las grandes pantallas de los cinemas se vean saturadas de películas caracterizadas por un sentimiento creado y bien explotado por los productores de Hollywood: “el espíritu de la navidad”.

Tal vez ninguno de nosotros esté exento de haber vivido a través de los films esas sensaciones de placidez, de satisfacción y de agradecimiento que se experimentan cuando después de múltiples aventuras entre paisajes nevados y árboles rutilantes, los deseos prácticamente irrealizables de un niño se hacen realidad. Un matrimonio arregla sus diferencias, una persona enferma recupera la salud, un animal abandonado encuentra cobijo y dueño, un ser amado que está ausente regresa a casa... Todo termina con una exclamación: ¡Feliz navidad! seguida de una típica carcajada de Santa Claus mientras se siente alejarse un trineo surcando el cielo y dejando tras de sí una estela de sonrisas, de alegrías, de brillos y colores. ¿Es esto la navidad?

Es posible que para muchos la navidad sea esto y nada más y para ello se preparan durante los días precedentes, pero para quienes vivimos la navidad como experiencia del amor salvador de Dios que irrumpe en la historia en la humildad del Niño de Belén, la preparación es otra cosa.

Disponerse con auténtico espíritu cristiano para la navidad es ante todo memoria agradecida del pasado: El Señor se encarnó en las entrañas de una Virgen y nació para nuestra salvación; es recuerdo expectante del futuro anunciado: el Señor volverá tal como nos lo ha prometido; y es experiencia alegre de su presencia, hoy, en medio de nosotros.

Estas tres actitudes son el motor del estilo de vida cristiano que no se nutre de quimeras, que es realista, que espera pero a la vez tiene los pies puestos en la tierra, que mira hacia el cielo sin olvidar el mundo en donde hay una tarea qué cumplir.

Esto es el adviento. Mejor aún, toda la vida del cristiano es un continuo adviento.

Preparar la navidad con la ilusión de que ella trae consigo la solución de las dificultades y el alcance de los imposibles es un imaginario que produce al final sentimientos de frustración de engaño y de desilusión.

La navidad pasa y las escenas de las películas no se repiten en los hogares: Las diferencias y los conflictos continúan, la soledad, la enfermedad, la tristeza... El día después todo es igual cuando no peor para quienes esperan una noche mágica que evite toda dificultad y que exima de todo compromiso.Esto no es el adviento.

Daniel Arturo Delgado Guana Pbro.

Carta Pastoral del Señor Arzobispo Monseñor Rubén Salazar Gómez con motivo del inicio del nuevo Año Litúrgico.

EL EVANGELIO DEL DOMINGO EN CASA

Noviembre 27 de 2011 – Domingo I del Tiempo de Adviento

Isaías 63,16b-17.19b; 64,2b-7; 1 Corintios 1,3-9; Marcos 13,33-37

La esperanza es la virtud por excelencia de adviento. Nos hace mirar al mañana con confianza y valentía. Sin embargo, correría el riesgo de ser una esperanza ilusoria, vana, que se disiparía en la nebulosa de nuestra fantasía si no fuese capaz de mirar con realismo la situación presente y si no estuviese arraigada en el recuerdo de las cosas buenas conocidas y vividas. Ésta es la traumática común de las lecturas de hoy.

En particular, la primera se fija en los beneficios realizados por Dios como base para esperar de nuevo su venida. La lectura comienza hablando de Dios, no del hombre: «Tú eres nuestro Padre, nuestro redentor» (ls. 63,16); parte de la certeza de que Dios se ha vinculado a nosotros y que no puede quedarse lejos. Por lo demás en la historia de toda relación (bien sea dentro de una pareja, entre amigos, en el seno de una comunidad...) el recuerdo de los momentos felices vividos juntos y de las dificultades afrontadas en armonía y solidaridad, puede ser fuente de fortaleza para afrontar nuevas dificultades. Lo mismo ocurre en la relación con Dios, donde nunca podemos renunciar a la memoria.

Pero además la esperanza debe ser una palabra que sea verdadera y creíble en el presente. Por esta razón se conjuga con la vigilancia y la laboriosidad. En la "casa" que es la Iglesia, todos los criados tienen su tarea, y todos se llaman "siervos". Siervo es una persona que pertenece a otro, que no tiene dominio ni sobre su propia ida. En la casa de este Señor, todos tienen esta condición de no pertenecerse a sí mismos, sino sólo a Él y a !1 IH demás. El ejemplo de los discípulos que se durmieron en vez de velar con Jesús en el huerto de Getsemaní muestra a las claras que esta vigilancia no es una actitud más, sino que coincide sustancialmente con la capacidad de dar la vida, como fue la actitud de Jesús.


Diciembre 4 de 2011 – Domingo II del Tiempo de Adviento

Isaías 40,1-5.9-11; 2 Pedro 3,8-14; Marcos 1,1-8

Una metáfora domina las lecturas de hoy: es la del “camino”. Correlativa a la del camino aparece la idea de Iglesia como nuestro ser pueblo que se forma poniéndose en camino. . Isaías se dirige a un pueblo desunido, con necesidad de consuelo y ayuda para ponerse en marcha; necesitamos profetas capaces de hablar al corazón, profetas de confianza, no de desventuras. Ante la devastación de nuestras conciencias, bombardeadas por mensajes negativos y destructores, es importante para cada uno de nosotros el aliento que nos llega del mensaje profético.

También las palabras del Bautista apuntan en esta dirección, preparando nuestro corazón a la venida del que bautizará con Espíritu. Ciertamente su figura austera y penitente no deja de ir contra nuestro estilo de vida cuando ya no sentimos necesidad de conversión: una consolación "barata" no nos enriquecería con frutos duraderos.

Es indispensable sobre todo nuestro testimonio inspirado en una fe honda en la salvación que nos ofrece Dios, nuestro querer ser pueblo de Dios atraídos por la promesa del Bautista, para después convencer a los demás de la salvación inminente. Por otra parte, siempre nos acuciará la pregunta de los escépticos: ¿es que vale la pena? La Palabra de Dios nos responde que sí vale la pena. La carta de Pedro nos recuerda que éste es el tiempo lleno de la presencia de Dios y sólo podemos verlo así creyendo de verdad y comprometiéndonos con nuestra existencia: la promesa de «Cielos nuevos y tierra nueva» genera en el que cree una vida de auténtica santidad, y ella misma es anuncio y signo tangible de aquel mundo nuevo.

AVISOS DE NUESTRA PARROQUIA

AVISOS DE NUESTRA PARROQUIA

• RELIQUIA DE SAN MAXIMILIANO KOLBE. Este domingo 27, primero de adviento, recibiremos solemnemente una reliquia de nuestro Santo patrono, San Maximiliano, que nos llegó de Polonia después de 23 años de haberla pedido. ¡Es un hermoso regalo para nuestra parroquia en sus 25 años!

• RETIRO DE ADVIENTO. El próximo sábado 3 de diciembre el Padre Alberto Linero dirigirá un retiro de Adviento, de 8 a.m. a 12.30 p.m. en la sede de la pastoral vocacional, carrera 51ª No. 130-01. ¡Los esperamos muy puntuales!

• PAN COMPARTIDO. Ha disminuido mucho la ayuda del PAN COMPARTIDO, y ha crecido el número de familias para atender. Dar para las necesidades de los más pobres hace parte de nuestro ser cristianos. Traigamos la ayuda que requieren nuestras más de 60 familias que se atienden.

• NAVIDAD NIÑOS EL PORTAL Y NIÑOS DE NUESTRA PARROQUIA. Nos quedan unas pocas bolsas de Navidad para los niños y niñas del jardín infantil EL PORTAL que son hijos de reclusos y reclusas y que pedimos traigan a más tardar el 10 de diciembre. Y desde el domingo 26 haremos igualmente entrega de las bolsas para los niños de la parroquia, que debe entregarse a más tardar el día 17.

• BINGO PRO-NAVIDAD ENFERMOS. La pastoral de la salud nos invita al bingo para recoger fondos para la navidad de los enfermos de nuestra parroquia, que se realizará el próximo viernes 2 de diciembre, de 2 a 5 p.m. en el salón comunal de la tercerea etapa de Niza IX. El valor del cartón es $ 10.000.

“DANOS HOY NUESTRO PAN DE CADA DIA”
…oramos todos los días…
CUANDO PEDIMOS EL PAN NUESTRO,
pedimos no solo para nosotros…
ES TAMBIÉN EL PAN PARA QUIENES NO LO TIENEN
y que pueden recibirlo de nuestras manos.

¿ESTE DOMINGO TRAJISTE EL PAN MATERIAL PARA QUIENES NO LO TIENEN?

¿TE ACORDASTE, CON LA MEMORIA DE LA CARIDAD, QUE HAY EN MEDIO DE NOSOTROS QUIENES PADECEN HAMBRE?


El PAN que te sobra en tu mesa

LE PERTENECE A LOS MÁS POBRES.

CAMPAÑA PARROQUIAL DEL PAN COMPARTIDO

PARA ENCENDER LA CORONA DE ADVIENTO EN FAMILIA

PRIMER DOMINGO
LLAMADA A LA VIGILANCIA

Padre/madre de familia (guía): En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.
Reconozcamos ante Dios que somos pecadores (silencio)
Todos: Yo confieso ante Dios todopoderoso...
LITURGIA DE LA PALABRA. Lectura del santo evangelio según San Marcos 13,33-37
Reflexión (qué llama la atención del texto; o qué le llamó la atención de la homilía en la Misa)
Guía: Vigilar significa estar atentos, salir al encuentro del Señor, que quiere entrar, este año más que el pasado, en nuestra existencia, para darle sentido total y salvarnos.
ENCENDIDO DE LA VELA. Oración.
Guía: Encendemos, Señor, esta luz, como aquel que enciende su lámpara para salir, en la noche, al encuentro del amigo que ya viene. En esta primer semana de Adviento queremos levantarnos para esperarte preparados, para recibirte con alegría. Muchas sombras nos envuelven. Muchos halagos nos adormecen.
Queremos estar despiertos y vigilantes, porque tú traes la luz más clara, la paz más profunda y la alegría más verdadera. ¡Ven, Señor Jesús!
Todos: ¡Ven, Señor Jesús!
Guía: Unidos en una sola voz digamos: Padre Nuestro...
CONCLUSION
Guía: Ven, Señor, haz resplandecer tu rostro sobre nosotros.
Todos: Y seremos salvos. Amén.

SEGUNDO DOMINGO
LLAMADA A PREPARAR EL CAMINO DEL SEÑOR

Padre/madre de familia (guía): En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.
Reconozcamos ante Dios que somos pecadores.
Todos: Yo confieso ante Dios todopoderoso...
LITURGIA DE LA PALABRA. Lectura del santo evangelio según San Marcos 1,1-8
Reflexión (qué llama la atención del texto; o qué le llamó la atención de la homilía en la Misa)
Guía: ¿Qué va a cambiar en mí, en nosotros en este Adviento? ¿Se notará que creemos de veras en Cristo?
ENCENDIDO DE LA VELA. Oración.
Guía: Los profetas mantenían encendida la esperanza de Israel. Nosotros, como un símbolo, encendemos esta segunda vela. El viejo tronco está rebrotando se estremece porque Dios se ha sembrado en nuestra carne...
Que cada uno de nosotros, Señor, te abra su vida para que brotes, para que florezcas, para que nazcas y mantengas en nuestro corazón encendida la esperanza. ¡Ven pronto, Señor! ¡Ven, Salvador!
Todos: ¡Ven pronto, Señor! ¡Ven, Salvador!
Guía: Unidos en una sola voz digamos: Padre nuestro...
CONCLUSION.
Guía: Ven, Señor, haz resplandecer tu rostro sobre nosotros.
Todos: Y seremos salvados. Amén.

ORACIÓN PARA IMPLORAR FAVORES POR INTERCESIÓN DEL BEATO JUAN PABLO II, PAPA

Oh Trinidad Santa, te damos gracias por haber concedido a la Iglesia al Beato Juan Pablo II y porque en él has reflejado la ternura de tu paternidad, la gloria de la cruz de Cristo y el esplendor del Espíritu de amor.

El, confiando totalmente en tu infinita misericordia y en la maternal intercesión de María, nos ha mostrado una imagen viva de Jesús Buen Pastor, indicándonos la santidad, alto grado de la vida cristiana ordinaria, como camino para alcanzar la comunión eterna contigo.

Concédenos, por su intercesión, y si es tu voluntad, la gracia que imploramos, con la esperanza de que sea pronto incluido en el número de tus santos. Amén.

Padrenuestro, Avemaría, Gloria.

OREMOS Y COLABOREMOS

Está más cercano el día en que, por fin, podamos dar comienzo a la obra de nuestro nuevo templo parroquial y centro pastoral. Pero se hace necesario que no abandonemos la oración confiada y nuestro apoyo material para que sea más pronto el día en que nos reunamos, como una sola comunidad, en nuestro futuro nuevo templo.


Todos los Boletines: